La polémica del avión presidencial de Sánchez, ¿visita informal o ver a The Killers?

El presidente del Gobierno acudió a Castellón donde mantuvo un «encuentro informal» de unos 45 minutos con el presidente de la Generalitat Ximo Puig y después se desplazó al Festival de Benicassim

.

El Festival Internacional de Benicàssim ha vivido este viernes la que a bien seguro será la jornada más intensa de su vigésima cuarta edición ya que al cabeza de cartel en el que estaban depositadas muchas expectativas The Killers se ha sumado la visita del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para precisamente ver a la banda de Las Vegas.

Los rumores de la visita presidencial al FIB saltaron cuando Sánchez anunció en el Congreso de los Diputados que visitaría Castellón para mantener una reunión informal con el president de la Generalitat Ximo Puig. Sánchez, que ya había visitado el FIB en otras ocasiones -la última en 2016 cuando era secretario general del PSOE-, ha repetido ahora para ver precisamente a la banda «llena estadios» capitaneada por Brandon Flowers, que también es del gusto de la reina doña Letizia, que acudió al FIB en 2013 para verles en directo aunque pasó totalmente desapercibida para las cámaras.

Aunque Moncloa no habían incluido en la agenda oficial del presidente su visita al festival, los helicópteros sobrevolando el recinto y el aumento del personal de seguridad han apuntado a una visita que finalmente se ha producido. Después de la expectación generada, Pedro Sánchez ha salido desde el «Backstage» hasta el escenario acompañado por su mujer y por la diputada socialista en el Congreso, Susana Ros, donde se han situado en un palco lateral para presenciar la actuación. Los asistentes de las primeras filas -que venían guardando su sitio desde la sofocante primera hora de la tarde- han coreado «Pedro, Pedro» hasta que el presidente les ha saludado desde el lateral del escenario.

El avión presidencial

El PP en el Ayuntamiento de Castellón ha reclamado a la alcaldesa, la socialista Amparo Marco, que «debe explicar a los castellonenses por qué Pedro Sánchez viene solo a hacerse una foto en lugar de traer las inversiones y la financiación autonómica que necesita a la ciudad, privando a los vecinos de recibir 40,2 millones de euros». La portavoz popular, Begoña Carrasco, ha criticado así la visita que realizó este pasado viernes el presidente del Gobierno a la capital de La Plana, donde firmó en el libro de honor y conversó con la primera edil antes de mantener un encuentro informal con el president de la Generalitat, Ximo Puig.

En un comunicado, Carrasco se ha preguntado si «acaso los problemas y necesidades de Castellón se pueden resolver en una visita de cortesía de apenas 20 minutos» y lo ha definido como «una muestra más de un Gobierno que se dedica a hacer únicamente posados veraniegos y repartir sonrisas, pero detrás de la fachada está el vacío más absoluto, porque no anunció absolutamente nada». También ha criticado que fuera anunciado como «un encuentro informal», pero luego se celebrara «con todo el boato que conlleva la visita de un jefe de Estado». «Eso sí -ha puntualizado-, sin la presencia de la oposición, que no recibió ningún invitación formal al acto, solo una llamada de teléfono dos horas antes del acto, sin tiempo para reaccionar y cuadrar agenda».

Al respecto, ha recordado que hace unos días su partido vio «cómo se organizaba todo el protocolo del mundo para la visita de una delegación extranjera y una empresa al consistorio, y ahora que viene el presidente del Gobierno, no les informan». A su juicio, esto «demuestra el sectarismo y el ninguneo con el que rigen la ciudad desde la alcaldía»

Por todo ello, para Carrasco «está claro que Sánchez ha pisado Castellón apremiado por las circunstancias», y ha puesto como ejemplo que «en su agenda solo estaba disfrutar del FIB». Aunque ha asegurado que el PP se congratula de ello, «desde luego no con avión oficial para una visita privada y poniendo como excusa la etiqueta de informal». Ha insistido así en que «el presidente del Gobierno español no puede venir sin traer en la cartera medidas para que los castellonenses vean atendidas sus peticiones en infraestructuras y financiación, porque de ellas depende el progreso, la generación de riqueza y la creación de empleo en la ciudad». «Y para más señas, sin admitir preguntas de los periodistas, en una demostración más de que una cosa es lo que pregonan de cara a la galería, y otra lo que hacen. Sánchez va a batir todos los récords de ser un presidente virtual, sin respetar a los medios y sin aceptar preguntas», ha aseverado.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

La polémica del avión presidencial de Sánchez, ¿visita informal o ver a The Killers?