Unos 1.180 migrantes han sido rescatados este fin de semana de 65 pateras

Un sindicato policial denuncia que una agente contrajo la sarna en un centro de internamiento ante la falta de medios

.
EFE

Unas 1.180 personas han sido rescatadas por Salvamento Marítimo en aguas del Estrecho y del mar de Alborán durante el fin de semana, procedentes de 65 pateras. El viernes se rescató a un total de 450 inmigrantes que viajaban en 20 pateras localizadas en las costas de Andalucía, concretamente en aguas del Estrecho de Gibraltar y en el Mar de Alborán.

En la jornada del sábado, efectivos de Salvamento Marítimo trasladaron a unas 330 personas tras rescatarlas de 22 pateras localizadas también en aguas del Estrecho y del Alborán. La mayoría fueron trasladadas a los puertos gaditanos de Barbate, Tarifa y Algeciras. De ellos, más de una veintena eran menores de edad, algunos bebés y adolescentes, además de dos mujeres embarazadas.

Salvamento Marítimo también ha rescatado este domingo a 190 personas que navegaban en cuatro pateras por el mar de Alborán. Por la mañana se avistó una patera con 57 inmigrantes y el buque Sar Mastelero ha rescatado a las 39 personas que iban a bordo de otra. Sobre las 12.00 horas ha rescatado a otras 57 personas, que iban a bordo de otra embarcación.

Por otra parte, el avión Jasón del Frontex ha avistado otra partera, que ha sido auxiliada por la embarcación Guardamar Polimnia. Así, en esta nueva infraembarcación viajaban 37 personas. A estas 190 personas se suman las 210 personas que han sido rescatadas de 19 pateras en aguas del Estrecho, de las cuales los 75 primeros han sido trasladados al puerto gaditano de Tarifa, mientras el resto han sido llevados a Algeciras.

El SUP denuncia que una agente contrajo la sarna en un CETI

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha denunciado que una agente ha contraído sarna en el CETI de Motril (Granada) y ha señalado que los controles sanitarios a la llegada a los centros de acogida de los inmigrantes que llegan en pateras y los medios para los policías que les atienden son insuficientes. Así lo ha señalado a Efe el portavoz del SUP, Ramón Cosío, quien ha censurado la «sistemática omisión» por parte de la Dirección General de la Policía y del Ministerio del Interior de sus obligaciones en materia de salud y riesgos laborales.

Por ello, el sindicato mayoritario de la Policía demanda «una vez más que se pongan los medios suficientes para que los policías que realizan estos servicios de atención a los inmigrantes lo hagan con las mayores garantías posibles». Tal y como explican fuentes del SUP el pasado día 2 se dotó a los agentes de Motril y de la Jefatura de Granada de nuevas mascarillas y guantes largos después de las denuncias del sindicato por la falta de medios de autoprotección para evitar el contagio no sólo de la sarna, sino también de otras enfermedades infecto-contagiosas. Una agente que trabaja atendiendo a los inmigrantes en el CETI de Motril ha contraído sarna y, su vez, se la ha contagiado a su marido y a su hijo.

Según las fuentes, ese contagio pudo haberse producido hace un mes, cuando los policías de esa zona no disponían de guantes largos, ya que la agente utilizó todos los sistemas de prevención disponibles y siguió los protocolos. Las fuentes también indican que los abogados que atienden a inmigrantes no usan ni guantes ni mascarillas y que se traslada a inmigrantes menores contagiados en vehículos camuflados que luego no son desinfectados.

Y recuerdan que debido al gran número de inmigrantes que llegan las costas de Motril, se está alojando a muchos de ellos en un pabellón deportivo a las afueras de esta localidad. En suma, el SUP denuncia que el control sanitario al que son sometidos los inmigrantes no es el mejor posible y como ejemplo, relata que la pasada semana entró una patera en la que los inmigrantes fueron etiquetados como sanos, pero unas horas después dos de ellos tuvieron que ser trasladados por estar infectados de tuberculosis y sida. 

Open Arms denuncia por homicidio a Libia por no socorrer a unos náufragos

EFE
.Imagen de la superviviente a su llegada hoy a Palma de Mallorca
Imagen de la superviviente a su llegada hoy a Palma de Mallorca

El barco de la oenegé catalana llegó ayer a Palma con una superviviente y dos cadáveres

La organización de salvamento de migrantes en el Mediterráneo Proactiva Open Arms denunció ayer ante el juzgado de guardia de Palma por omisión de socorro y homicidio imprudente al capitán de un mercante y a la Guardia Costera de Libia por un naufragio mortal del que responsabiliza también a Italia. Todos los tripulantes del buque de rescate Open Arms, incluido el jugador de la NBA Marc Gasol, han firmado la denuncia tras desembarcar ayer en el puerto de Palma a Josefa, la superviviente del naufragio el pasado martes de un barco de 9 metros con unas 150 personas a bordo, del que culpan al responsable del mercante de bandera panameña Triades, que las abandonó antes de la llegada del socorro.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Unos 1.180 migrantes han sido rescatados este fin de semana de 65 pateras