La negativa del Gobierno a tocar la senda de déficit amenaza el pacto con Podemos

La primera reunión formal para negociar el techo de gasto concluye con un pacto para evitar que el Senado -controlado por el PP- pueda vetar el techo de gasto y un principio de acuerdo sobre pensiones y copago farmacéutico, según la formación morada

.

madrid / la voz

Las posturas entre el Gobierno y Podemos para lograr un acuerdo en la senda de déficit aún están lejanas, pero se han acortado. Más allá de los contactos entre ambos, constantes desde el fracaso de Sánchez en la votación de julio en el Congreso, ayer se celebró la primera reunión formal para negociar un posible apoyo del grupo confederal en la reválida a la que se enfrentará el Ejecutivo en septiembre. Una vez que PP y Ciudadanos ya han declarado que se posicionarán en contra, en el Ejecutivo son conscientes de que para sacar adelante el nuevo techo de gasto, paso previo a los Presupuestos del 2019, tienen que recurrir a los mismos apoyos con los que lograron derrotar a Rajoy en la moción: Podemos y nacionalistas e independentistas vascos y catalanes. No parece sencillo, e incluso el acuerdo con los primeros se antoja muy complicado.

Podemos hizo llegar la semana pasada al Gobierno un documento en el que se recogían una batería de medidas que el Ejecutivo debe implantar a cambio de su voto. Además de un incremento en los impuestos a sociedades y grandes patrimonios, así como una mayor carga fiscal sobre los agentes más contaminantes, temas en los que hay posibilidad de entendimiento, desde la formación morada también fijaron al Ejecutivo dos requisitos innegociables: la derogación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y la renegociación con Bruselas del objetivo de déficit. Y en estos dos puntos las posturas se encuentran a años luz. Al igual que una subida del IRPF, el Gobierno los considera intocables.

La reunión de ayer entre el equipo liderado por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la delegación de Podemos encabezada por su secretario de organización, Pablo Echenique concluyó con un acuerdo para meterle mano a la Ley de Estabilidad Presupuestaria y eliminar la capacidad de veto que otorga al Senado sobre el techo de gasto, una facultad de la que carece respecto a cualquier otra ley, incluida la de Presupuestos. 

Este pacto lo habían hablado directamente Pedro Sánchez y Pablo Iglesias «estos días», según informa Podemos en un comunicado. La formación morada dice que ha habido un principio de acuerdo con el Gobierno socialista para eliminar el copago farmacéutico y «actualizar las pensiones al IPC» a través de una paga única a comienzos del 2019.

Los 6.000 millones en juego

El Ejecutivo considera que el acuerdo con Bruselas, mediante el que pactaron elevar el objetivo del déficit del 1,3 % del PIB al 1,8 %, es inamovible. Calculan que este medio punto supone unos 6.000 millones de euros a gastar a mayores en educación, dependencia o sanidad durante el 2019, por lo que confían en que Podemos acabe votando a favor de su proyecto. Mientras, en la formación morada invitan a Sánchez a que se olvide del control europeo y atienda a las emergencias. Aun alcanzando un acuerdo con Podemos, al PSOE todavía le restaría buscar el voto del PDECat y de ERC, que no se lo darán a cambio de nada. El PNV fue el único que dijo sí en julio. Y tras el Congreso, su paso por el Senado, en donde el PP afila su guillotina. En caso de volver a pinchar, el Gobierno se vería obligado a confeccionar los Presupuestos con un déficit del 1,3 % aprobado por el PP.

Caballero se reúne con Montero y Batet para abordar el techo de gasto de los ayuntamientos

El alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, mantendrá hoy un encuentro en Madrid con las ministras de Política Territorial y Función Pública y de Hacienda, Meritxell Batet y María Jesús Montero, respectivamente, como resultado de una convocatoria de carácter urgente de la Comisión Nacional de Administración Local. El principal objetivo de este encuentro es «tratar sobre los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública del conjunto de las entidades locales», así como informar al máximo representante de los regidores y regidoras de toda España de la incidencia que tendrán a nivel local «las medidas adoptadas en el real decreto de desarrollo del pacto de Estado contra la violencia de género».

Ley de sostenibilidad

El alcalde vigués, en su calidad de presidente de la FEMP, volvió a solicitar ayer a la Administración central que se aborde a la mayor brevedad posible el techo de gasto de las corporaciones locales, exigiendo que se faculte a los ayuntamientos para proceder a la reinversión de los superávits que son capaces de generar cada uno, así como una reforma de la ley de sostenibilidad que permita destinar estas partidas a aquello a lo que los municipios consideren más oportuno para sus vecinos, sin ningún tipo de supervisión ni tutela por parte de las administraciones central ni autonómica, como ocurre en la actualidad.

El Consejo de Política Fiscal aprueba otra vez aliviar el déficit autonómico

EFE
.

Galicia reitera el voto contrario porque entiende que «implica más deuda para los gallegos»

El Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) ha aprobado este miércoles los mismos objetivos de estabilidad para las autonomías para el próximo trienio que ya aprobó a mediados de julio y con la única novedad de la Comunidad Valenciana, que ha pasado de la abstención al voto favorable.

De hecho, la Comunidad Valenciana ha votado a favor de suavizar el déficit a cambio de medidas que supondrán 850 millones de euros adicionales para la región valenciana y entre ellas destaca el acuerdo por el que el Estado asumirá la deuda del Consorcio Valencia 2007 que ronda los 350 millones de euros. Además, según ha declarado el presidente valenciano, Ximo Puig, que ha asumido personalmente las negociaciones con Hacienda, se ha acordado la refinanciación de 1.000 millones de euros de la deuda valenciana de corto a largo plazo.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

La negativa del Gobierno a tocar la senda de déficit amenaza el pacto con Podemos