El Valle de los Caídos: último vestigio de una guerra fratricida

El mausoleo duplicó el número de visitas desde que el Gobierno anunció que exhumaría los restos de Franco. Participa: ¿Te parece bien sacar los restos del Valle?

.
T.N.
Redacción / La Voz

El decreto ley que ayer aprobó el Gobierno para iniciar el proceso de exhumación de los restos de Franco ha reabierto la polémica sobre el sentido del Valle de los Caídos, un monumento que la ley de memoria histórica define como un espacio en recuerdo a las víctimas de la Guerra Civil desde un espíritu de reconciliación.

¿Qué es?

Se trata de un recinto monumental de carácter religioso construido en el franquismo en el valle de Cuelgamuros, en el municipio de San Lorenzo del Escorial (Madrid). Tiene una superficie total de 1.365 hectáreas, y lo componen una basílica, una abadía y una gran escalinata acompañada de una explanada coronada con la cruz más alta de Europa.

¿Cómo se construyó?

Franco ordenó su levantamiento en 1939 para rendir honor a los fallecidos «en nuestra gloriosa cruzada». Solo tras la muerte del dictador, se planteó reconvertirlo en un centro en recuerdo de todos los fallecidos en la Guerra Civil. La construcción comenzó en 1940 y las obras se demoraron 18 años, hasta 1958. El arquitecto Pedro Muguruza -considerado el constructor de cabecera de Franco- y su discípulo Diego Méndez fueron los encargados de dirigir las obras. La mayor carga de trabajo recayó en los reclusos republicanos del régimen, a modo de condena. Fue inaugurado el 1 de abril de 1959, coincidiendo con el vigésimo aniversario de la guerra.

¿Cuántas personas participaron en su construcción?

Unos 20.000 presos políticos, según datos del historiador Juan Pablo Fusi, participaron en la construcción de este mausoleo. El hispanista Raymond Carr habla de un coste global de la obra de 1.086,4 millones de pesetas de la época, algo más de 6,5 millones de euros.

¿Con qué propósito se construyó?

A pesar de que se publicitó como un símbolo del restablecimiento del orden nacional, en realidad fue una representación del régimen franquista. Primero, fueron enterrados los restos de José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange, además de más de 33.800 combatientes de ambos bandos, de los cuales se desconoce la identidad de la gran mayoría de los cuerpos, lo que la convierte de hecho en la mayor fosa común de España. Cuando falleció Franco, en 1975, también se decidió enterrar sus restos en el interior de la basílica. Desde entonces, sus partidarios se han concentrado cada año en el mausoleo en las fechas que coincidían con las muertes de Franco y Primo de Rivera, hasta que la ley de memoria histórica, aprobada en el 2007, prohibió que se celebrasen actos dentro del recinto.

¿Cuántas visita recibe?

El Valle de los Caídos pertenece al Patrimonio Nacional, por lo que su mantenimiento depende del Ministerio de Presidencia, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. Según los datos más recientes, recibe una aportación anual de 350.000 euros. Unas 250.000 personas visitan al año este monumento, que dejan unos ingresos de 1,3 millones de euros. Desde que el Gobierno anunció en junio su intención de exhumar los restos de Franco, las visitas al monumento se han redoblado.

¿Cuándo se planteó la exhumación de Franco por primera vez?

Un comité de expertos propuso que el Valle de los Caídos se convirtiese en un centro de memoria y reconciliación, por lo que durante la legislatura del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero plantearon la exhumación de los restos del dictador. El expresidente socialista negoció con la familia, pero el proceso fracasó por la oposición de la hija de Franco antes de su muerte, quien prefirió que los restos siguiesen enterrados en la basílica. También se propuso desenterrar en el 2011 a los republicanos soterrados en las fosas comunes, tarea que tampoco se pudo llevar a cabo por la imposibilidad científica de reconocer los cuerpos, debido al deterioro de los huesos provocado por las filtraciones de agua y humedad que albergan los interiores de la basílica. A día de hoy, hay 12.410 cuerpos en las fosas comunes sin identificar.

¿En qué estado se encuentra?

El conjunto monumental presenta graves deficiencias. Las esculturas están deterioradas, hay goteras en la basílica y humedades en el interior de las galerías inferiores donde se encuentran las fosas comunes. Un estudio realizado en el 2011 estimó que sería necesario invertir 13 millones de euros para reacondicionar el monumento.

¿Cuál es su coste anual?

Mantener el Valle de los Caídos cuesta a Patrimonio 1.836.325 euros anuales, según datos proporcionados por el Gobierno, que además incluyen los 340.000 euros de subvención que recibe la abadía benedictina, beneficiaria de la Fundación de Santa Cruz del Valle de los Caídos. Las cifras no contemplan, sin embargo, los gastos de suministros y los sueldos del personal que trabajan en el recinto par asegurar su cuidado y mantenimiento.

¿En qué se pretende transformar?

Cuarenta años después de la dictadura y con el Gobierno de Rajoy al mando, la oposición reclama de nuevo la retirada del cuerpo de Franco para que el recinto dejase de considerarse un símbolo religioso del franquismo. Sin embargo, el PP rechazó la demanda por considerar el Valle de los Caídos como un monumento religioso donde la política no tiene ninguna cabida. El tema resucitó en mayo del año pasado a petición del PSOE, que exigió una serie de medidas que contribuyesen al desarrollo de la ley de memoria histórica. El Congreso aprobó por primera vez el traslado del cadáver, pero al tratarse de una proposición de no ley y la falta de consenso entre los partidos, la ejecución de la propuesta aprobada por la Cámara, sin ningún voto en contra, volvió a quedar en el aire. Finalmente, tras la moción de censura y la constitución del Gobierno del PSOE en junio, una de las primeras medidas que se estudió desde el Ministerio de Presidencia fue la exhumación de los restos de Franco.

El Gobierno prevé consumar antes de fin de año la exhumación de Franco

fran balado
Franco saldrá del Valle de los Caídos El Gobierno calcula que la exhumación de los restos del dictador se podría hacer a finales de año

Dará quince días a los familiares para hacerse cargo voluntariamente de los restos

El Consejo de Ministros aprobó este viernes el decreto ley con el que inicia de manera oficial los trámites para la retirada de los restos de Franco del Valle de los Caídos. El Gobierno, a través de su vicepresidenta, Carmen Calvo, ya anticipa que el proceso de exhumación será «largo», pero confía en poder culminarlo antes de que concluya el presente año. Los familiares del dictador dispondrán de quince días para proponer un nuevo destino. En caso de la existencia de discrepancias o ante una negativa, será el propio Ejecutivo el que lo decida.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Valle de los Caídos: último vestigio de una guerra fratricida