Rivera y Arrimadas retiran lazos amarillos en un pueblo de Barcelona

Cuando los líderes de Ciudadanos se fueron, los vecinos volvieron a colocar los lazos en la misma valla

Rivera y Arrimadas retiran los polémicos lazos amarillos en un pueblo de Barcelona Cuando los líderes de Ciudadanos se fueron, los vecinos volvieron a colocar los lazos

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y la líder del partido en Cataluña, Inés Arrimadas, se han dedicado este miércoles al mediodía a retirar lazos amarillos de una valla en Alella, un pueblo de Barcelona.

Durante un paseo por el municipio, los dirigentes del partido naranja se han acercado a una valla donde había varios lazos colgados, los han retirado y los han depositado en una bolsa de basura. En declaraciones a los medios, Rivera ha explicado que han querido «limpiar el espacio público» de simbología independentista e ideológica como hacen otros muchos ciudadanos, una acción que mantendrán hasta que Sánchez aparque la «pasividad» y «reaccione» ante esta «ocupación» garantizando la convivencia y la neutralidad. «La Cataluña de todos necesita espacio de todos» en aras de la convivencia y «eso tiene una palabra: neutralidad», ha reivindicado el líder de la formación naranja.

Según Rivera, muchos catalanes están retirando lazos amarillos cuando esto debería hacerlo el Estado, porque estamos en una «situación de excepción en la que el Estado no hace su trabajo y el Gobierno mira hacia otro lado» El presidente de Ciudadanos, además, ha criticado que el Govern de Quim Torra «apoye a los comandos separatistas que ponen simbología» independentista en lugar de contribuir a la convivencia entre los catalanes. «No habrá convivencia hasta que no haya neutralidad en el espacio publico y le pido a Torra que rectifique», ha instado al president.

Arrimadas, por su parte, ha denunciado que los independentistas quieran «patrimonializar» un espacio público que es de «todos» con unos símbolos que «excluyen a más de la mitad de los catalanes». La jefa de la oposición ha advertido, además, de que esta «ocupación» del espacio es un «motivo de conflicto social».

Minutos después y cuando ya se habían ido, vecinos del pueblo han vuelto a colocar lazos amarillos en la misma valla.

Unas 80 personas retiran lazos amarillos en Gerona

Efe
«Brigadas de limpieza» retiran lazos amarillos en varias localidades catalanas Unas 80 personas cubiertas con monos blancos, mascarillas y gafas de seguridad recorrieron esta madrugada distintos municipios de Gerona

Se autodenominan «brigadas de limpieza» y visten monos blancos para arrancar simbología independentista de de municipios «con un alto índice de plástico amarillo»

Un grupo de unas 80 personas ataviadas con monos blancos han retirado esta madrugada centenares de lazos amarillos de diversas poblaciones de Gerona. Los integrantes de estas «brigadas de limpieza», como se autodenomina el grupo, se reunieron sobre las 23.00 en Cabrera de Mar (Barcelona) y desde allí salieron en una veintena de coches hacia las comarcas de Gerona para arrancar simbología independentista de municipios «con un alto índice de plástico amarillo», como La Bisbal d'Empordà.

Los miembros de la brigada actuaron con la ayuda de grandes escaleras y vestidos con monos de papel de color blanco que les tapaban la cabeza y con mascarillas y gafas industriales que les cubrían el rostro, según pudo comprobar Efe. Uno de los organizadores del operativo explicó anoche, antes de empezar la operación, que su objetivo era «retirar la basura contaminante y la propaganda secesionista que ilegalmente cuelgan tanto consistorios como ciudadanos independentistas».

Seguir leyendo

El portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil, ha acusado a Ciudadanos de «alimentar el conflicto» en Cataluña al sumarse a la campaña de retirada de lazos amarillos. En declaraciones en la Cámara Alta, ha asegurado que el «ecosistema de supervivencia» del partido naranja es el conflicto y que lo alimenta «constantemente». «Hay partidos que cuando se acabe el conflicto no sé de qué van a vivir», ha añadido.

Ha asegurado que el Gobierno y el PSOE apuestan por el diálogo con las instituciones catalanas y «la normalización democrática» para que en Cataluña el debate pase a centrarse en otros asuntos, como empleo y servicios públicos, que a su juicio son los que preocupan a los ciudadanos. «No vamos a estar en la dinámica de la confrontación ni del conflicto. El PSOE y este Gobierno están en la dinámica del diálogo y de la solución», ha concluido.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Rivera y Arrimadas retiran lazos amarillos en un pueblo de Barcelona