Troqueliano, el tuitero de Marín que desenmascara a Puigdemont en Bélgica

«Es casi imposible que se trate de un error, es el único párrafo sin anexo al original». «Ese párrafo no llega al juez belga sin que el abogado Gonzalo Boye lo verifique porque es el responsable»


redacción / la voz

El escándalo por una traducción tergiversada de unas declaraciones del juez Llarena incluidas en la demanda presentada en Bélgica por Carles Puigdemont contra el magistrado y que cambian por completo el significado de lo afirmado fue destapado en Twitter por un gallego de Marín residente en Bruselas desde hace años. Se trata del tuitero @troqueliano, que no desea desvelar su identidad, pero que sí aclara que ni es traductor ni profesor, como han dicho algunos medios.

El «si es que ha sido así», el condicional que pronunció el magistrado el 22 de febrero cuando hablaba de la comisión de delitos por parte de los organizadores del referendo ilegal del 1-O, ha sido traducido como un «sí, así ha sucedido».

-¿Cómo ha descubierto la mala traducción?

-Había seguido el texto de la demanda presentada, en francés, el 5 de junio y el de la semana pasada en español, también de 25 páginas, y me pregunté cómo lo iban a utilizar porque confirma que Llarena no pone en duda la inocencia de Puigdemont. Tenía curiosidad y fui a ver ese párrafo concreto porque tenía marrullería.

-¿Cómo reaccionó?

-Lo compartí en un grupo de WhatsApp con amigos que están interesados en política y vimos que era algo muy gordo y llamativo, y a las nueve de la noche del domingo lo publiqué en Twitter. En principio no tuvo mucho eco, aunque me dirigía a [Jaume Alonso] Cuevillas y [Gonzalo] Boye [abogados de Puigdemont]. Todo se aceleró cuando los medios tradicionales, prensa y radio, lo recogieron.

-¿Cree que se trata de un error involuntario, como dijo Boye?

-Es casi imposible que se trate de un error, tiene que haber una sucesión de eventos de los abogados, traductores, demandantes, que todos fueran incapaces de ver que de todos los párrafos traducidos de la demanda el único que no tiene anexos al original es este. En la versión gala hay párrafos que provienen del castellano, como las declaraciones de Llarena. La traducción está muy bien escrita por un traductor jurado, pero, en el párrafo 23 ponen primero en el documento francés el párrafo en español «este extracto puede ser traducido de la siguiente manera». Hay once errores en diez líneas y pasa de ser una cosa a decir lo contrario, de desmentir la tesis de los demandantes a confirmarlo.

-¿Hay más errores?

-El único que está mal traducido es ese. El francés no es que esté mal, es que dice lo contrario, y en la demanda lo único relevante es eso, que ponen en boca del magistrado lo que no dijo para pretender tener razón ante el juez belga.

-¿Quién es el responsable de la traducción?

-La versión española la hace y firma una traductora jurada, Denia Saavedra. La francesa no la firma nadie. Hay once traducciones y diez contienen la referencia al anexo original, pero la falsa no. Además se nota que no es traducido por un traductor, sino por un hispanohablante y está escrito fatal, mientras el resto está bien.

-¿Quién pudo escribir eso?

-Es bastante probable que haya sido uno de los miembros españoles del equipo de defensa de Puigdemont: Gonzalo Boye o Cuevillas o un ayudante. Ese párrafo no llega al juez sin que Boye lo verifique, porque es el responsable y jefe del equipo y él tiene que fijarse en el párrafo más importante de su demanda; aunque no sea él de su puño y letra, él es el responsable.

-¿De dónde viene su interés por el tema catalán?

-Viví una etapa en Cataluña y eso despierta afectos y relaciones, y porque la independencia de una región es uno de los temas más importantes para el país y es importante recordar que tres millones de españoles quieren seguir siéndolo y que el resto los apoyamos y no vamos a dejar que una minoría se imponga por la fuerza. Por una vez, que los que hacen la trampa no se salgan con la suya.

Rivera se echa a la calle para liderar la campaña contra los lazos amarillos

cristian reino
Rivera y Arrimadas retiran los polémicos lazos amarillos en un pueblo de Barcelona Cuando los líderes de Ciudadanos se fueron, los vecinos volvieron a colocar los lazos

En libertad con cargos el acusado de agredir a una mujer por retirar símbolos independentistas

La guerra de los lazos amarillos, lejos de remitir, se radicaliza a medida que se acerca el otoño caliente catalán, que se prevé tan tenso como el de hace un año. Tras la escalada verbal protagonizada estos últimos días por los independentistas y los dirigentes de Ciudadanos y el PP, el presidente de los liberales, Albert Rivera, y la líder del partido en Cataluña, Inés Arrimadas, elevaron ayer un grado la agitación y llamaron a la ciudadanía a que haga frente al secesionismo retirando la simbología del espacio público.

Seguir leyendo

La Fiscalía se opone a la recusación del tribunal que juzgará el desafío secesionista

La Fiscalía del Tribunal Supremo se ha opuesto al expediente de recusación por el que varios de los procesados en la causa del desafío secesionista, entre ellos el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, pretenden apartar a los cinco magistrados que integran la sala que les juzgará por delitos de rebelión y malversación de caudales públicos. En su informe, entregado el pasado martes, el ministerio público -ahora bajo la batuta de la fiscal general María José Segarra- rechaza las seis diferentes recusaciones que han sido presentadas por las defensas de Puigdemont, el exvicepresidente Oriol Junqueras, los exconsejeros Josep Rull, Jordi Turull, Raül Romeva, Lluís Puig y Clara Ponsatí; la expresidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell y los que fueran líderes de la ANC y Òmnium Cultural Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Los incidentes se dirigen contra el presidente de la Sala, Manuel Marchena, y los jueces Andrés Martínez Arrieta, Juan Ramón Berdugo, Luciano Varela y Antonio del Moral, a quienes acusan de falta de imparcialidad por haber entrado en el fondo de la causa en sus resoluciones previas. En concreto, por ser los mismos jueces que dictaron el auto por el que el Supremo admitió a trámite la querella de la Fiscalía del pasado 30 de octubre. El incidente de recusación será resuelto el miércoles. La sala la integrarán el presidente del Supremo, Carlos Lesmes, y los de cada una de las cinco salas del alto tribunal, además de los magistrados más antiguo y moderno de cada una. Manuel Marchena deberá ausentarse por ser uno de los afectados.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Troqueliano, el tuitero de Marín que desenmascara a Puigdemont en Bélgica