Carmen Montón, sobre su máster en la URJC: «¡No todos somos iguales! No he cometido ninguna irregularidad»

«Cursé el máster con todas las instrucciones que se me dieron», ha explicado hoy la ministra de Sanidad

Montón niega cualquier irregularidad en sus estudios de máster «Seguí en todo momento las indicaciones que se me dieron desde el centro, tanto en la matriculación como en los estudios», ha explicado hoy

Madrid

«¡No todos somos iguales! ¡No todos somos iguales! No he cometido ninguna irregularidad». La ministra de Sanidad, Carmen Montón, salió al paso de unas informaciones publicadas este lunes por ElDiario.es en la que se le acusa de haber obtenido su máster de Estudios Interdisciplinares de Género en la Universidad Rey Juan Carlos, el mismo centro en el que se han generado las polémicas de Cristina Cifuentes y de Pablo Casado.

Montón convocó una rueda de prensa esta misma mañana para «aclarar la situación». La titular de Sanidad aseguró haber seguido «en todo momento las indicaciones por parte del centro, tanto en la matriculación como en la presentación de ejercicios, prácticas académicas y el trabajo de investigación final», apuntó.

Durante su comparecencia, en la que mostró distintos documentos con los que buscaba probar su inocencia, se mostró tranquila: «He guardado la suficiente para poder acreditar con claridad que cursé el máster». Afirma que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta, Carmen Calvo, están debidamente informados de este proceso. Y que por su cabeza no pasa presentar una dimisión.

En la ronda de preguntas fue cuestionada para que hiciera una estimación de las clases a las que había asistido durante el curso: «Mirar hacia atrás es complicado», dijo. «Tendría que hacer un ejercicio de memoria que no voy a ser capaz».

La dirigente valenciana basó su defensa en seis puntos: 

Supuesta convalidación de una asignatura: «No hay, no es posible. Para convalidar es necesario que el alumno lo solicite previamente, y yo no lo he solicitado». 

Fecha del título: «El certificado oficial de mi expediente muestra que todas las asignaturas es cursaron en 2010-2011. En el título oficial hay un error, al figurar el 2012 como fecha de finalización de los estudios. Ya he pedido una rectificación». 

Asistencia a clase: «El máster podía ser cursado a distancia. Así se me indicó en un correo electrónico enviado por la dirección del máster», dijo, aportando una copia impresa del mismo.

Matriculación: En la información se le acusa de haberse matriculado unos meses fuera de plazo. «No son ciertas las afirmaciones. Puedo demostrar que fui admitida el día 30 de septiembre», afirma. 

Trabajo fin de máster: Asegura que lo conserva y que lo pone a disposición de los interesados.  

Entrega de trabajos: «Entregué algunos en mano, otros telemáticamente, y siempre seguí las instrucciones del centro», detalla.

Los distintos partidos han reaccionado a las explicaciones de la ministra. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido la comparecencia con carácter urgente para explicar el «caso Montón» y que asuma responsabilidades si es cierto lo publicado sobre su máster que, en su opinión, refleja «corruptelas del bipartidismo en la universidad».

Unidos Podemos reclama su comparecencia ante la comisión correspondiente para «dar cuenta de las presuntas irregularidades» y aclarar las dudas que persisten.

Por su parte, IU ha manifestado que Montón debería «dimitir de inmediato si no concreta más datos» en el Congreso sobre su máster.

Desde el Gobierno valenciano, la vicepresidenta, Mónica Oltra, ha asegurado que este caso «no es comparable con otros», aunque ha aseverado que tiene analizar la versión ofrecida por Montón.

Sánchez admite la debilidad de su Gobierno y pide «realismo» al PSOE

Gonzalo Bareño
.

Reclama 12 años más de mandato para poder culminar su proyecto político en el 2030

«No hay una mayoría suficiente». Este fue el principal argumento esgrimido ayer por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para justificar el hecho de que, una vez instalado en la Moncloa, no haya abordado la mayoría de las propuestas que hizo estando en la oposición, como la derogación de la reforma laboral aprobada por Mariano Rajoy. Cuando se cumplen cien días desde su llegada a la presidencia, Sánchez admitía así la debilidad de su Gobierno. Pidió por ello «ambición» al PSOE, pero también «realismo». «Hay gente que quiere que hagamos todo en menos de dos años», señaló durante un acto celebrado en Oviedo en el que, pese a todo, aseguró que en esta legislatura van a «sentar las bases de la gran transformación que necesita España hasta el 2030». Reclamaba así doce años más de mandato socialista para poder llevar a cabo su proyecto político. «Nuestro objetivo es la justicia social y nuestro horizonte el 2030», insistió.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Carmen Montón, sobre su máster en la URJC: «¡No todos somos iguales! No he cometido ninguna irregularidad»