Así trabajan los radares invisibles

Uno de los nuevos Velolaser controla la velocidad en Sigrás, en uno de los tramos de más tráfico de la carretera N-550

Así trabajan los radares invisibles Uno de los nuevos Velolaser controla la velocidad en Sigrás, en uno de los tramos de más tráfico de la carretera N-550

Carretera N-550. Kilómetro 11. En el arcén derecho, en sentido Santiago, estuvo casi todo el día de hoy miércoles uno de los radares Velolaser que gestiona la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. La imagen es de última hora de la tarde, pero este radar, instalado sobre un trípode, estuvo situado casi todo el día en el mismo tramo. La N-550 es una de las carreteras de más intensidad circulatoria y también presenta numerosos tramos de riesgo. Los radares Velolaser son de pequeño tamaño y pueden colocarse en casi cualquier sitio, por lo que son prácticamente indetectables.

Valora este artículo

1 votos
Tags
Comentarios

Así trabajan los radares invisibles