Bruselas rebaja sus previsiones de crecimiento para España en este año y el próximo

La Comisión Europea ve «incertidumbre» sobre algunas de las nuevas medidas tributarias y el impacto del salario mínimo del borrador de los Presupuestos

Nadia Calviño, ministra de Economiá
Nadia Calviño, ministra de Economiá

Redacción / Efe

La Comisión Europea ha rebajado su proyección de crecimiento para España en dos décimas tanto en el 2018 como en el 2019, hasta el 2,6 % y 2,2 %, respectivamente, según sus previsiones macroeconómicas de otoño publicadas este jueves. Además, elevó su proyección de déficit público para ambos ejercicios, hasta el 2,7 y el 2,1 % del PIB, respectivamente.

Los dos datos revelados por Bruselas este jueves muestran una previsión peor que las última emitidas por el Ejecutivo comunitario para estos indicadores, en las que calculaba que el crecimiento sería mayor, del 2,8 % este año y del 2,4 % el próximo. Mientras que el déficit se preveía menor, del 2,6 % y el 1,9 %, respectivamente.

Los socios europeos señalan además que hay «incertidumbre» sobre algunos de los puntos de las cuentas públicas presentadas por el Gobierno socialista. En particular, aseguran, sobre el impacto de las nuevas medidas tributarias y la subida del salario mínimo.

Según informa EFE, las previsiones de la Comisión para estos dos indicadores se sitúan un poco en la línea con las del Gobierno en el caso del 2018 pero se muestran más pesimistas para el 2019, año para el que el Gobierno estima un crecimiento del 2,3 % y un déficit del 1,8 %. Para el 2020, Bruselas proyecta un crecimiento del 2 % y un déficit del 1,9 % del PIB. «Se espera que el crecimiento siga siendo robusto pero que se desacelere conforme los hogares restringen el consumo para aumentar sus ahorros», son las conclusiones que expone la Comisión en su informe de este jueves, en el que además señala que la economía española, en su quinto año de expansión, «ha empezado a mostrar signos de una leve desaceleración en la primera mitad del año».

Bruselas se muestra positiva en algunas de las propuestas. Espera que los impuestos medioambientales, el impuesto de sociedades, sobre la renta y los nuevos impuestos a los servicios digitales y las transacciones financieras aumenten la recaudación. Aunque añade que se verá «parcialmente compensado» por el aumento del gasto en pensiones o por la baja de paternidad.

Sin embargo, creen los expertos europeos, que esta proyección «se basa en una evaluación cautelosa» de las medidas incluidas en el Borrador de Presupuesto del 2019 que le remitió España, ya que existe «incertidumbre» sobre la recaudación con algunas de las nuevas medidas tributarias y el impacto de la subida del salario mínimo. En concreto, Bruselas calcula que el impacto neto de las medidas fiscales será del 0,1 % del PIB mientras que el Gobierno lo cifra en un 0,4 %, según explicó el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en rueda de prensa.

La subida del SMI tendrá un impacto negativo de 70.000 empleos

Tampoco ha gustado mucho en los despachos europeos la propuesta de subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Las calculadoras de los expertos de Bruselas se han puesto a funcionar y consideran que tendrá un impacto de entre 70.000 y 80.000 puestos de trabajo en la creación de empleo y que, además, elevará la masa salarial total del país en un 0,35 % en el mismo plazo. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Bruselas rebaja sus previsiones de crecimiento para España en este año y el próximo