Conmoción en Argentina por la muerte de una niña indígena tras ser madre

La menor, de 13 años y de etnia wichi, dio a luz un bebé que también falleció


Redacción / DPA

Una niña indígena de 13 años murió hoy en la provincia argentina de Chaco pocas horas después de haber dado a luz a un bebé que también falleció, informaron fuentes judiciales y médicas.

La niña, de la etnia wichi, había sido trasladada el viernes de urgencia y en grave estado a Resistencia, la capital de Chaco, porque padecía una «desnutrición crónica, anemia y neumonía», dijo a la prensa la directora del hospital «Julio Perrando», Andrea Mayol. Los médicos comprobaron en el hospital que la niña estaba embarazada de 28 semanas. Debido a la gravedad del cuadro de salud que sufría, decidieron hacerle una césarea ante el riesgo que podría provocarle la continuidad de la gestación.

El bebé falleció este martes pocas horas después de nacer, mientras que la niña murió hoy como consecuencia de un «fallo multiorgánico», informó la directora del programa de Salud Adolescente de Chaco, Liliana Ensisa, consignó la agencia de noticias estatal Télam.

La funcionaria dijo que se trató de un caso de «abuso» y que durante el desarrollo del embarazo la niña no fue revisada por ningún médico. La niña fue traslada desde una pequeña población llamada El Sauzal y situada en una zona de selvas y a unos 450 kilómetros al noroeste de Resistencia, cerca del límite con Paraguay.

La mayoría de los pobladores de El Sauzal son miembros de la comunidad indígena wichi y tienen un acceso limitado a los servicios básicos de agua potable, luz eléctrica y atención médica.  Por tratarse de un embarazo producto de un abuso sexual, la ley argentina establece que la niña debió haber podido recurrir a un aborto.

Según datos de UNICEF publicados por el diario local «Chaco día por día», uno de cada cuatro partos en la provincia corresponde a una madre adolescente.

El caso ha conmocionado a Argentina porque además se ha conocido en medio de una fuerte oposición que organizaciones vinculadas a diferentes credos religiosos y dirigentes políticos expresaron a un proyecto parlamentario que propone ampliar los alcances del Programa Nacional de Educación Sexual Integral (ESI).

La discusión legislativa, además, comenzó después de que en agosto pasado la Cámara de Senadores argentina rechazó un proyecto que impulsaba la legalización del aborto hasta la semana 14 de embarazo, que había tenido la aprobación de la Cámara de Diputados.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Conmoción en Argentina por la muerte de una niña indígena tras ser madre