La Justicia prohibirá en abril los diésel antiguos en Colonia y Bonn

Un tribunal alemán decretó esta medida por la alta contaminación de las dos ciudades


berlín / corresponsal

Tras el toque de atención de Bruselas a raíz del escándalo de manipulación de emisiones por parte de las grandes automotrices, Alemania prosigue con su cruzada por mejorar la calidad del aire. Si las autoridades de Hamburgo y Stuttgart, entre otras, decidieron hace unos meses y de forma voluntaria prohibir la circulación de vehículos diésel antiguos en el centro urbano, ahora la Justicia ha obligado a Colonia y Bonn, otras dos de las ciudades con índices más altos de contaminación atmósferica, a seguir su ejemplo.

Según las últimas mediciones del 2017, Colonia supera por 22 microgramos el límite de óxido de nitrógeno de la Unión Europea, fijado en 40 microgramos por metro cúbico de media anual. A partir de ese nivel se considera que el gas puede resultar nocivo para los ojos, las vías respiratorias y el sistema cardiovascular. Por su parte, Bonn registró hasta 47 microgramos por metro cúbico.

Por ello, al Tribunal Administrativo de Colonia no le quedó más remedio que decretar ayer la prohibición desde abril del 2019 de todos los modelos diésel que utilizan la normativa Euro 4 o una más antigua, así como los gasolina de las clases 1 y 2. En septiembre de ese mismo año, el veto regirá también sobre los diésel que usan la norma Euro 5. Mientras que en Colonia estos vehículos contaminantes no podrán circular por todo el centro, en Bonn la regla se aplicará solo en dos tramos de carretera especialmente afectados.

«Cuanto más tiempo pase, más difícil será tomar medidas», argumentó el presidente del tribunal. Desde un primer momento, Michael Huschens subrayó que los índices de NOx en ambas ciudades situadas en el oeste del país resultan inadmisibles. Se han roto los límites de la UE que estaban en vigor desde el 2010, subrayó.

La Corte responde así a la demanda presentada por la asociación alemana de protección del medio ambiente Deutsche Umwelthilfe, que calificó el fallo de «éxito rotundo» en la batalla por reducir las emisiones contaminantes, que afectan a casi 70 localidades del país. Por el contrario, el Gobierno del Land en el que se encuentran Colonia y Bonn, Renania del Norte-Westfalia, ya ha anunciado que recurrirá. «Tendría consecuencias considerables para los habitantes, los viajeros y el sector económico de Colonia que no se han tenido en cuenta», insiste la titular regional de Medio Ambiente, Ursula Heinen-Esser.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

La Justicia prohibirá en abril los diésel antiguos en Colonia y Bonn