Pánico en Londres por una oleada de apuñalamientos juveniles

El último caso es el de un joven de 17 años que se encuentra en estado crítico tras recibir el martes una puñalada en West Hampstead


LONDRES / E. LA VOZ

El ministro de Interior británico, Sajid Javid, aumentó la presión sobre la Policía Metropolitana de Londres para que controle la epidemia de crímenes de la capital. Mientras, las organizaciones benéficas criticaron la respuesta «dolorosamente lenta» del Gobierno. Javid interrumpió un viaje a los Estados Unidos para llamar a Cressida Dick, la comisionada del cuerpo policial de la capital británica, en una semana en la que hubo cinco asesinatos por apuñalamiento, tres de ellos adolescentes. «Debemos intensificar la respuesta de la policía para controlar la situación», reclamó Javid, punto en el que también coincidió Dick.

El último caso es el de un joven de 17 años que se encuentra en estado crítico tras recibir el martes una puñalada en West Hampstead, al noroeste de Londres. El lunes, un muchacho de 16 años fue acuchillado hasta la muerte frente a su madre en Tulse Hill, al sur de Londres, convirtiéndose en la persona número 119 asesinada este año en la capital.

Reacción social

Las principales organizaciones que luchan contra los delitos violentos criticaron la respuesta del Gobierno a la violencia. Brooke Kinsella, la actriz que fundó Ben Kinsella Trust en honor a su hermano asesinado, solicitó fondos para la prevención del crimen, servicios juveniles y policías adicionales, así como sentencias más duras. «Es profundamente frustrante observar que, si bien los políticos de todos los lados reconocen que la solución a esta crisis criminal se basa en la adopción de un enfoque de salud pública para hacer frente a la violencia, nuestro progreso sigue siendo dolorosamente lento», lamentó.

El activista Patrick Regan se preguntaba qué se ha aprendido como sociedad desde que hace 22 años fundara XLP, la primera de sus dos fundaciones, en respuesta a un apuñalamiento en una escuela local.

Los investigadores de la Universidad de Newcastle afirman que es más probable que los niños sean apuñalados al salir del colegio. En concreto, entre las 16.00 y las 18.00 horas hay un «pico significativo» en los ataques a los jóvenes, por lo que se insta a que la salida de los colegios sea escalonada.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Pánico en Londres por una oleada de apuñalamientos juveniles