El documento (llegado del futuro) que ha indignado a los sindicatos municipales

Los representantes sindicales recibieron el domingo una Relación de Puestos de Trabajo que tenían que negociar el lunes ya resuelta y firmada por la concejala de Educación y Cultura

Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón
Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón

Gijón

«En consecuencia, se inició el proceso de negociación con las organizaciones sindicales en las correspondientes mesas, tanto en el seno de la Mesa de Negociación del Acuerdo Regulador de materias comunes como en la Mesa de Negociacion del Personal Laboral del Ayuntamiento y Fundaciones y Patronato dependiente del mismo, que se llevó a cabo el 3 de diciembre de 2018, con el resultado de que figura en las actas que se encuentran incorporadas en el expediente. De todo lo cual se ha dado traslado al Comité de Empresa».

Salvo la impaciencia que pueda causar la prosa burocrática, nada hay en principio en este texto que parezca justificar ningún malestar ni enfado. Y mucho menos la indignación de todos los sindicatos de un ayuntamiento, e incluso la decisión conjunta de sopesar la ruptura total de las negociaciones pendientes con la administración local. Sin embargo, los representantes de los trabajadores en el ayuntamiento de Gijón ven en ese párrafo motivo sobrado para todo ello.

Cuestión de fecha y de concordancia de tiempos verbales. Más aún, de veracidad. Porque nada de lo que recoge el párrafo había sucedido ni había podido suceder cuando fue firmado por una concejala y una secretaria técnica. Sencillamente, el 3 de diciembre aún no había llegado cuando el documento que lo contiene fue rubricado por ambas. Pero el equipo de Gobierno de Foro parecía dar la negociación por resuelta incluso antes de que se hubiese podido producir.

Firma de la concejala de Educación y Cultura en la propuesta de Relación de Puestos de Trabajo de la FMCEyUP
Firma de la concejala de Educación y Cultura en la propuesta de Relación de Puestos de Trabajo de la FMCEyUP

Del documento, de hecho, se tuvo conocimiento un día antes, el domingo, día 2 de diciembre. Se trata de los 28 folios con la propuesta de Modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de la Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular (FMCEyUP) que se iba a someter a la negociación con los representantes sindicales en una reunión convocada para el lunes a las 10,00 de la mañana. La sorpresa fue mayúscula, y el enfado aún mayor, cuando comprobaron que el texto no solo daba por resuelto aquello que precisamente se tenía que negociar sino que bajo él estampaban su firma la concejala Monsterrat López Moro y la secretaria técnica, Cristina Pisa Gancedo, esta al pie del Informe de su secretaría. En las últimas horas del domingo, los representantes de CCOO, UGT, USO, CSI, Usipa y Sipla discutieron la conveniencia de no acudir a la Mesa y de convocar la rueda de prensa donde se diese a conocer la existencia de este documento oficial llegado del futuro.

«Adelantar trabajo»

Al final, hicieron ambas cosas. A la reunión de las 10,00 no acudió, como se esperaba, la concejala de Hacienda y Organización Municipal, Ana Braña. Sí lo hicieron los responsables municipales de Recursos Humanos y de Servicios, así como la directora de la FMCEyUP. Según uno de los sindicalistas asistentes, la única justificación que recibieron incrementó aún más el estupor: «Se hizo así para adelantar trabajo».

A lo largo del día el equipo de gobierno no divulgó una explicación oficial sobre un acto que uno de los representantes sindicales obviados describe como una «minusvaloración de los sindicatos y de los trabajadores municipales». Pero también, en tono del que ríe por no llorar, como «un episodio de Berlanga, de Azcona», evocando las sátiras de la chapuza patria del inolvidable tándem cinematográfico.

«No solo es improvisación, a lo que estamos habituados; ahora ya se toman decisiones organizativas al margen de los sindicatos y se llega al extremo de llegar a las negociaciones para poner un documento ya firmado sobre la mesa», señala esta misma fuente.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

El documento (llegado del futuro) que ha indignado a los sindicatos municipales