Tono crepuscular y un «insulto machista» en el último Debate del Municipio de la era Moriyón

La alcaldesa hace balance de despedida «positivo» de sus dos mandatos y XsP abandona el pleno después de que el portavoz socialista llame a Suárez del Fueyo «alcalde consorte»

El portavoz de XsP, Mario Suárez del Fueyo, encabeza el abandono de su grupo del pleno del Debate sobre el Municipio
El portavoz de XsP, Mario Suárez del Fueyo, encabeza el abandono de su grupo del pleno del Debate sobre el Municipio

Gijón

Tintes crepusculares para la etapa de la historia municipal que se abrió en 2011 con la llegada de Carmen Moriyón a la alcaldía y aluvión de críticas de la oposición. Y también un momento bronco con abandono del salón de plenos incluido que ha escenificado otra de las constantes de ese ciclo que encara sus últimos meses: el mal entendimiento entre los dos principales grupos de la izquierda en la corporación. Esos han sido los tonos que han pintado el último pleno del Debate del Municipio que tendrá en el sillón de alcaldesa-presidenta a la ahora candidata a la presidencia del Principado por Foro Asturias, Carmen Moriyón. Su balance de 2018, según informa Europa Press, ha sido también, por consiguiente, un balance de legislatura y de ciclo en que la regidora no finaliza con el ánimo de «pasar a la historia no por grandes obras ni legados» sino en la convicción de haber hecho lo que creyó «mejor en cada momento» en este doble mandato.

Un periodo marcado también por los desencuentros entre el principal partido de la oposición, el PSOE, y Xixón Sí Puede, que hoy ha sumado un nuevo y sonado episodio con el abandono del grupo morado de las bancadas durante la segunda intervención del portavoz socialista José María Pérez. El motivo: haber aludido a su homólogo en XsP, Mario Suárez del Fueyo, como «alcalde consorte». Lo ha hecho al quejarse ante la alcadesa de que presuntamente hubiese concedido más tiempo la palabra al portavoz morado. Lo cierto es que el título irónico empleado por Pérez no ha gustado nada a Del Fueyo, que lo ha tomado como «un insulto personal de tintes machistas» en un comunicado posterior al pleno. Moriyón, por su parte, le acusó de «crispar el pleno hasta el último momento».

A pesar de las palabras de Moriyón restando importancia a legados concretos, el Plan General de Ordenación aprobado ayer por la CUOUTA y previsiblemente también por la corporación a principios del año electoral de 2019 ha sido presentado por la regidora como emblema de sus logros frente a las «marchas verdes» que «pedían que aquello se parara» al final del último mandato municipal del PSOE. El tono de despedida ha llegado a impregnar el ánimo de Moriyón, que se ha emocionado en la intervención en la que ha ofrecido un balance «positivo« de la gestión de Foro que «ha hecho que Gijón avance» basándose en «consensos políticos» auspiciados por Foro. En ese capítulo ha anotado el modelado en torno al Plan de Vías. Además, ha defendido sus políticas de empleo, el «récord en constitución de empresas» o la reducción de un 40,6 por ciento de la deuda municipal desde 2011, además de inversiones de por valor de más de 60 millones de euros; uno de los apartados en los que mayores discrepancias se han vuelto a demostrar con la oposición, que una y otra vez ataca el flanco de la escasa inversión, la bajada de ingresos y el bajo nivel de ejecución del gasto bajo el mandato de la forista. No se ha olvidado Moriyón del fracaso de la moción de censura promovida por IU «en un momento en el que se estaban produciendo problemas en la playa de San Lorenzo».

Diálogo, consenso y pactos

Convencida del valor de todo ello, ha llegdo a pedir al portavoz socialista, José María Pérez, que «no les quite méritos, ya que fue Foro quien ganó las pasadas elecciones autonómicas», al tiempo que deseaba «lo mejor» a Pérez, que también abandonará su puesto al frente del grupo socialista cuando concluya este mendato. Antes de eso, ha destacado el «diálogo, consenso y los pactos» como seña de identidad del Gobierno local, que ha permitido sacar adelante grandes proyectos. De nuevo, el Plan General de Ordenación (PGO) votado a favor por todos los grupos en su útima versión -salvo por la abstención socialista- o el desbloqueo del Plan de Vías, en el que todos los partidos han estado unidos. También ha defendido sus políticas de empleo, que han contribuido a que haya 5.300 parados menos que hace tres años, ha enfatizado las cifras récord en turismo y el esfuerzo presupuestario en política social. En especial, ha sostenido «no arrepentirse« de haber puesto en marcha una Renta Social municipal que ha centrado buena parte de las críticas de la oposición en el debate.

La alcaldesa, por otro lado, ha ponderado la «buena marcha» de las empresas municipales, en cuanto a inversión y a saneamiento de sus cuentas, y también ha sacado pecho por «no haber subido impuestos» a la ciudadanía gijonesa. Ha hablado, asimismo, de las medidas de mejora de la calidad del aire, como la Ordenanza de Medio Ambiente o la Policía Medioambiental, y, en cuanto a la del aguas -otro de los puntos críticos en los ataques a la gestión de Foro- ha recalcado que aumentaron la frecuencia en los análisis tras las manchas aparecidas en el mar. Por otro lado, ha ensalzado el compromiso del Gobierno local en materia de Igualdad.

Un Gijón que «no es mejor» que antes de Foro

El hecho de compartir la clave de despedida no ha rebajado la carga crítica en la intervención de José María Pérez. El portavoz socialista ha hecho mención al fin de ciclo político al menos para la alcaldesa y para él en Gijón y le ha reprochado a Moriyón no asumir responsabilidades. Ha lamentado, en este caso, que Gijón «no va a ser mejor» cuando se vaya que el que se encontró Moriyón al llegar a la Alcaldía. «Que alguien se marche y se moleste porque le diga la verdad, es su problema», ha apuntado: «No me voy a callar».

Pérez, asimismo, ha afeado a Foro que llegaron al Ayuntamiento acusando a quienes salían de todo lo que había y ha criticado que emprendieran una «persecución política» en la EMA. Frente a ello, ha animado a tener «alturas de miras y a respetar a quien opina diferente del Equipo de Gobierno». Sobre esto último, ha remarcado que «la mayor transformación vivida en Gijón» fue obra de gobiernos socialistas, mientras que Moriyón deberá preguntarse si tras ocho años de Gobierno podrá ser «recordada por algo más que carril bici del Muro o si podrá estar a la altura de sus predecesores».

Es más, ha achacado a Foro haber gobernado «de espaldas a la ciudad pero de cara a la galería», con 300 millones euros no usados en los últimos cinco años y no más de un 40 por ciento anual ejecutado del capítulo 6 de inversiones. En este sentido, ha tildado al gobierno municipal como «expertos auténticos en maquillar con titulares» cuando las realidades son muy distintas a las que pretendían. Pérez, además, ha enumerado grandes proyectos no llevados a cabo o sin finalizar, como Tabacalera, la reforma del paseo del Muro o la ampliación del Parque Científico. Especialmente ha aludido a las ayudas a fachadas, con 500 solicitudes sin resolver a finales 2017, de las que las informadas favorablemente suman 45 millones de euros que se les debe a los gijoneses. Con todo, el portavoz socialista le ha reclamado a Moriyón «asumir la responsabilidad que tiene como alcaldesa y empezar a rendir cuentas».

Respecto a Xixón Sí Puede, su portavoz, Mario Suárez del Fueyo, ha resumido en tres fotos que ha mostrado al Pleno el balance del mandato de Foro; las largas colas para solicitar la Renta Social y las ayudas energéticas, las manchas marrones aparecidas en la playa de San Lorenzo y la contaminación del aire. Ha recriminado al Gobierno local que ante la herencia «de pufos» del anterior Gobierno socialista, lo único que ha hecho fue «encogerse de hombros», a lo que ha trasladado a Moriyón que por mucho que miren para otro lado, la realidad es la que es. Respecto a las políticas sociales, Del Fueyo, ha acusado a Foro de ir hacia un «asistencialismo rácano en el que se premia a quien más corre», al tiempo que ha defendido aumentar ingresos, como pueda ser a través del IBI para ricos para cubrir necesidades.

Una obra de teatro con XsP

El portavoz del PP, Pablo González, por su lado, ha lamentado que estos cuatro últimos años sean una «gran colección de oportunidades perdidas» y ha definido el mandato como una «gran obra de teatro» protagonizada por un pacto, no público y fraguado en despachos, con Xixón sí Puede (XsP). Ha achacado, además, al Gobierno local, que en lugar de gobernar hagan planes y que quieran arreglar los problemas medioambientales «con papelinos», así como el haber empañado la imagen de Gijón por la contaminación de la playa de San Lorenzo.

En el caso del portavoz de IU, Aurelio Martín, este ha hablado de un Gobierno «sin balance» e incapaz de cumplir sus objetivos y los acordados con otros. Incluso ha apuntado que Foro hizo del incumplimiento una norma y del fracaso el resultado habitual de sus acciones. «Un Gobierno del sí, pero no», ha indicado, para citar luego algunos proyectos y programas como la Renta Social municipal o Tabacalera. Ha criticado, al tiempo, que cuando tiene voluntad política, les falta capacidad de gestión, así como que hayan convertido en un «bazar de chinos» la adjudicación de las obras municipales que lleva a un «permanente fracaso».

Pero si en algo ha sido especialmente crítico Martín es con los propios grupos de izquierda por no haber sido capaces de llegar a un acuerdo que impidiera que gobernara la derecha en la ciudad. «No queremos un 26 de mayo como el 2 de diciembre», ha apuntado sobre el resultado de las recientes elecciones andaluzas. «La izquierda está obligada a entenderse», ha remarcado.

Por parte del portavoz de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, este ha dibujado un Gobierno local en minoría y generador de conflictos, que trabaja «de forma descoordinada», «incapaces" de ejecutar los proyectos, que se parapetan en los trabajadores municipales y que pretenden hacer responsables a los grupos de la oposición de sus propios fracasos, según él. Sarasola, además, ha culpado a Foro de ser responsables de la «mala» situación económica municipal, como es el caso de las ayudas alquiler y las de fachadas, con cientos pendientes de resolver y abonar. De la Renta Social municipal, ha atribuido a Foro generar expectativas a la gente más vulnerable, «que ahora no van a cumplir». También ha urgido a tomar medidas contra la contaminación frente a las «operaciones cosméticas» activadas por Foro, del que ha comentado que pese a presentarse como un partido regenerador, «hoy no sabe bien qué es lo que defienden», ha apostillado.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Tono crepuscular y un «insulto machista» en el último Debate del Municipio de la era Moriyón