El PP pide respaldo institucional a la caza frente al «radicalismo» animalista

El edil Manuel del Castillo pedirá al pleno su respaldo para que el Principado elimine barreras administrativas y arremete contra la «criminalización» de un deporte con 3.000 federados en Gijón

Un cazador apunta con su rifle
Un cazador apunta con su rifle

Gijón

El grupo municipal popular en Gijón quiere que el ayuntamiento presione al Principado para que favorezca la práctica de la caza. Su concejal Manuel del Castillo ha anunciado que el PP llevará al pleno de este mes una proposición en la que pide a la corporación su respaldo para que el Gobierno autonómico tome una serie de medidas administrativas y promocionales en tal sentido: eliminación del canon cinegético para los cotos Regionales de Caza, establecimiento de una línea de ayudas para reducir tanto los costes ordinarios como los sobrevenidos en la gestión ordinaria del coto -costes sociales de la guardería, seguros obligatorios e indemnizaciones por daños de las especies cinegéticas- y una campaña de que «fomente, defienda e impulse la actividad deportiva cinegética en Asturias, a través de charlas y jornadas, organizadas por las entidades gestoras de los cotos con el objetivo de garantizar el relevo generacional».  Del Castillo ha arremetido además contra las «constantes campañas con las que determinadas organizaciones y asociaciones animalistas buscan criminalizar esta actividad, mediante un discurso prohibicionista basado en el radicalismo».

El hecho de que la petición del PP parta de Gijón -ha recordado el edil- se fundamenta en el hecho de que, a pesar de no contar con cotos de caza, el concejo concentra 3.000 licencias, el mayor número de las expedidas en Asturias para un deporte que «es el tercero, solo superado por fútbol y baloncesto, en número de federados en España».

A partir de ahí, Manuel del Castillo ha esgrimido una batería de argumentos de corte social, económico y medioambiental: desde el peso en la economía del país «de un deporte que supone el 0,3% del PIB español, un gasto de 6.475 millones y un retorno fiscal de 614 millones además de generar 186.000 empleos directos» hasta «el papel fundamental de esta actividad en el control de las poblaciones de especies y de las enfermedades, en la gestión y cuidado del medioambiente y en la minimización de los accidentes provocados por las especies cinegéticas». Además, ha subrayado Del Castillo, contribuye a «fijar población en el medio rural» e deja notar su «impacto en la hostelería y el sector servicios». El edil ha recurrido en su argumentación incluso al reciente Campeonato 'Gijón de Pinchos', cuyo ganador fue un bocado basado en la codorniz.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

El PP pide respaldo institucional a la caza frente al «radicalismo» animalista