Peatones y ciclistas tendrán prioridad en el entorno de los colegios

La nueva ordenanza de Movilidad podría incluir que tengan la consideración de áreas de protección de la salud de la infancia limitando el aparcamiento y el tráfico motorizado

Coches aparcados en el patio del colegio Laviada
Coches aparcados en el patio del colegio Laviada

Gijon

Una señal prohíbe la entrada de bicicletas a un colegio que, sin embargo, sí permite que los coches no solo entren, sino que además utilicen como aparcamiento el patio en el que el alumnado disfruta del recreo. Una imagen, la que abre estas líneas, que no solo es anacrónica -pese a que el uso del patio del recreo como aparcamiento en algunos centros escolares públicos es algo relativamente reciente-, sino que choca frontalmente con el impulso que se le quiere dar a la movilidad peatonal y ciclista en Gijón a partir del año que viene, en sintonía con las medidas para reducir las emisiones de CO2 a las que está obligando la aceleración del cambio climático.

De hecho, una vez que se apruebe a principios de 2020 la nueva ordenanza municipal de Movilidad se pretende allanar el terreno para que los coches no proliferen en horas punta como hasta ahora en el entorno de los colegios, por entender que deben ser áreas de protección de la salud y, en concreto, de la de la infancia, el colectivo más vulnerable a la contaminación atmosférica.

Al menos ésta es una de las propuestas que se han realizado ya desde los servicios municipales y los diversos colectivos con los que se va a consensuar la ordenanza de movilidad, que también sienta las bases para establecer zonas de bajas emisiones. Las áreas de protección de la salud también contemplarían, aparte de los centros escolares, las calles del entorno de equipamientos sanitarios, sociales, deportivos, culturales y otras zonas de estancia como los parques. En todas ellas, se limitaría el aparcamiento y el tráfico motorizado, muy especialmente, en las inmediaciones de las entradas a estos centros con el objetivo de que sean un espacio seguro y de convivencia.

Por ello, se daría prioridad a la movilidad peatonal y ciclista en el diario del entorno de estos centros, creando corredores de acceso libres de coches, fomentando la presencia de vegetación y agua y promoviendo zonas de estancia, de encuentro y de juego en el espacio público. Esos corredores de acceso libres de tráfico motorizado irían en la línea de los caminos escolares seguros que se pusieron en práctica en varios colegios de la ciudad, en el sentido de crear itinerarios peatonales accesibles y funcionales.

Propuestas que incluso van más allá de lo que ya se había consensuado en el Plan Integral de Movilidad Sostenible y Segura (PIMSS) en cuanto a la gestión de la movilidad escolar. Este documento, que se está adaptando al nuevo plan de movilidad del área metropolitana de Asturias, también recoge que un alto porcentaje de los desplazamientos de los escolares de Gijón se realizan en coche, como acompañantes, y que el uso generalizado del vehículo privado por parte de madres y padres para llevar a sus hijos al colegio llega a provocar situaciones caóticas y de inseguridad a la entrada y salida de los centros educativos.

En el PIMSS también se expone que, tradicionalmente, los escolares iban solos al colegio -que en la gran mayoría de los casos se encuentra en el entorno de donde residen- o se acompañaban entre varios, yendo a pie. Sin embargo, no se pasa por alto que el progresivo y excesivo uso del vehículo particular ha ido generando la percepción entre los progenitores de que el acceso al colegio es peligroso.

Por ello, el plan de movilidad propone que se implanten medidas, que ya llevan tiempo funcionando en otros países europeos, para dejar de darle prioridad a los vehículos y promover que los escolares vayan caminando al colegio por una ruta segura, de manera autónoma o con un adulto. Y, si no es posible utilizar un modo no motorizado, que se fomente el uso del transporte escolar colectivo. Hay que recordar, en este sentido, que en Gijón los menores de 13 años pueden viajar gratis en los autobuses de Emtusa y que, además, se ampliará esa gratuidad a los menores de 16 años a partir del año que viene.

Comentarios

Peatones y ciclistas tendrán prioridad en el entorno de los colegios