Cimavilla pide que se respete la pista cubierta del barrio

La asociación vecinal recuerda el uso escolar del equipamiento, que fue logrado tras «cientos de horas de lucha» y «miles de recreos sacrificados de niños y niñas del Honesto Batalón»

Un momento de la inauguración de la pista cubierta de Cimavilla
Un momento de la inauguración de la pista cubierta de Cimavilla

La asociación vecinal Gigia de Cimavilla hace un llamamiento a la ciudadanía para que se respete la pista cubierta del barrio, que se inauguró hace 10 meses, que tuvo un coste de unos 900.000 euros y con cuyas obras se respondía a una histórica reivindicación vecinal para que los escolares del colegio público Honesto Batalón tuvieran donde celebrar sus recreos. 

«El verdadero valor de la pista es incalculable: miles de recreos sacrificados de niños y niñas del Honesto Batalón; cientos de horas de lucha de familias; vecinos y vecinas bajo el lema Pista Cubierta para Cimavilla, fruto de la unión entre la asociación de vecinal, su asociación de fiestas, el AMPA del colegio, la hostelería del barrio, la Fundación Alvargonzález y la plataforma por Tabacalera», recuerdan, pidiendo respeto para el uso escolar de este equipamiento situado en el cerro de Santa Catalina.

Comentarios

Cimavilla pide que se respete la pista cubierta del barrio