Transformar la plaza de toros en un «Ágora» abierto a la ciudadanía costará 6,25 millones

La Voz GIJÓN

GIJÓN

Entrada a la plaza de toros de El Bibio en Gijón
Entrada a la plaza de toros de El Bibio en Gijón

El objetivo del ayuntamiento es conseguir casi 5 millones de fondos europeos y que el recinto esté abierto los 365 días del año

20 ene 2023 . Actualizado a las 14:48 h.

El proyecto del Ayuntamiento de Gijón para transformar la plaza de toros de El Bibio en un «Ágora» con «uso abierto» a la ciudadanía tendrá un presupuesto total de 6,25 millones de euros, de los que se solicitarán 4.997.000 millones de fondos europeos Feder, que suponen un 80% de la cuantía.

Según han indicado durante la presentación de la iniciativa los directores generales de Innovación, Patricia García Zapico, y Obras Públicas, Pedro Fernández Guerrero, el objetivo de la rehabilitación del equipamiento es la transformación integral de la plaza hacia un modelo «radicalmente opuesto» a lo que «venía siendo», para ofrecer usos no «siete u ocho días» al año, sino los 365. Además, los resultados del proyecto, según requisitos de la convocatoria europea, tienen que ser «exportables a otras tres ciudades».

Para definir esos usos desde una perspectiva sostenible, inclusiva, estética e innovadora, la propuesta contará con la participación ciudadana y se desarrollará con varios socios en consorcio, como la Laboral o Incuna, entre otros. Se analizará «qué usos demanda la ciudad y pueden ser albergados ahí y no se albergan ahora en ningún sitio», han explicado.

La previsión es que la convocatoria se resuelva el julio y si el proyecto resulta seleccionado se dispondrá de otros seis meses para ahondar en su definición y concretar las ciudades susceptibles de exportación del proyecto, en su totalidad o en parte. Los trabajos arrancarían en 2024 y se prolongarían hasta 2027. «Esperamos que el proyecto sea uno de los elegidos», han dicho, resaltando la calidad de una propuesta «rompedora» mientras se asegura la conservación que requiere la plaza como edificación y si hay alguna actividad susceptible de celebrarse en ella «se buscará encaje» dentro de sus «limitaciones» para garantizar la «seguridad», informa Europa Press.