CONTENIDO PATROCINADO

Una inversión puede ser solidaria y ética y cumplir perfectamente todos los requisitos financieros. La sociedad -especialmente los más desfavorecidos- y el inversor pueden salir beneficiados mutuamente. Una buena prueba de ello es el Fondo Sabadell Inversión Ética y Solidaria, FI, gestionado por Sabadell Asset Management, una compañía de Amundi, que acaba de hacer entrega de sus ayudas a causas solidarias. En Asturias, la entidad beneficiada ha sido Cáritas Diocesana de Oviedo con 10.716 euros.

El pasado 18 de octubre tuvo lugar la entrega de las ayudas de carácter solidario a nivel nacional en la que está incluida la ayuda asturiana. Una iniciativa que nació en 2006 como pionera en la puesta en marcha de inversiones responsables y de impacto social que se combina con la solidaridad y también con los principios de la Doctrina Social de la Iglesia católica.

De esta forma, en los últimos 15 años, el proyecto ético de Banco Sabadell ha entregado ayudas por un importe superior a los 3 millones de euros, de forma que 300 iniciativas se han beneficiado de ello tanto dentro como fuera de España.

Este año el acto recientemente celebrado ha permitido hacer entrega de los recursos económicos procedentes de la cesión de un porcentaje de la comisión de gestión del Fondo Sabadell Inversión Ética y Solidaria, FI a proyectos seleccionados en 2021, como es el caso de Cáritas Diocesana de Oviedo, que abarca toda la labor de la ONG en el Principado de Asturias. En el conjunto de España, el importe de las donaciones ha ascendido a 343.404 euros destinados a 28 organizaciones, ONG, congregaciones religiosas y fundaciones.

Colectivos desfavorecidos

Los proyectos beneficiados son seleccionados por el Comité Ético del Fondo, presidido por María Benjumea, que identifica y estudia cada año los proyectos solidarios aspirantes a recibir ayudas. En la presentación de la campaña de este año destacó la diversidad de proyectos seleccionados, tanto desde el punto de vista geográfico como por el tipo de institución que los gestiona o el motivo por el que se solicitan las ayudas. Algunos de los colectivos beneficiados han sido la infancia, la población civil en zonas de conflicto armado, las personas que sufren alguna enfermedad o que se encuentran en riesgo de exclusión social (mujeres, inmigrantes, parados, presos…), entre otros.

El citado fondo tiene un triple objetivo; el primer lugar, debe cumplir parámetros de rentabilidad; sin esta premisa luego no es posible destinar fondos a causas solidarias. En segundo lugar, debe ser un fondo de inversión que incluya criterios de carácter ético, social y medioambiental. Y, por último, destina una parte de las comisiones de gestión a ayudas a causas solidarias.

Es decir, que invertir desde Sabadell Herrero de forma solidaria y ética beneficia a todas las partes: a la sociedad y al planeta, en la medida en que se seleccionan instituciones y administraciones públicas que evitan las malas prácticas en términos de responsabilidad social y ambiental. Se beneficia la solidaridad con las personas más desfavorecidas, y además se beneficia el inversor, pues al aplicar criterios éticos se evitan pérdidas por criterios reputacionales.

El acto de entrega de las inversiones éticas y solidarias se llevó a cabo en Madrid. Fue encargado de inaugurarlo el presidente del Consejo territorial de Banco Sabadell-Madrid, Francisco Vallejo. La clausura, por su parte, estuvo a cargo del director de Negocio Insitucional, José Luis Montensino-Espartero. También tomaron la palabra el presidente de Cártitas, Manuel Bretón; el presidente de Ayuda a la Iglesia necesitada, Antonio Sáinz de Vicuña, y la directora de Negocio y Comunicación de Sabadell Asset Management, Esther Rodríguez.

Más ayudas

Francisco Vallejo destacó la importancia de las iniciativas solidarias. Según dijo, “hay que remar para incrementar el volumen del fondo, para poder contribuir con mayores cuantías a cubrir las necesidades que vamos a tener delante”.

La experiencia de Sabadell Asset Management se suma al sólido compromiso con la inversión responsable de Amundi, que lleva más de 30 años gestionando este tipo de inversiones y en la que es líder en la actualidad. Amundi apoya desde su origen el compromiso de las empresas y de los inversores en la creación de una sociedad más sostenible.

Asimismo, el segmento de Instituciones Religiosas y tercer sector de Banco Sabadell acompaña y facilita un marco de condiciones favorables a estas instituciones de naturaleza tan especial ?como es el caso de Cáritas en Asturias--, al tiempo que les ofrece soluciones financieras adaptadas a sus necesidades.