¿De verdad compramos más si hay luces navideñas?

La Voz

INFORMACIÓN

El profesor de Márketing Félix Blázquez explica la influencia del alumbrado festivo en los hábitos de consumo

02 dic 2018 . Actualizado a las 19:02 h.

Félix Blázquez, profesor en la Facultad de Economía de la Universidad de A Coruña (UDC) e investigador en la área de Márketing Aplicado, alude a que la Navidad, más allá de su impacto por cuestiones de tradición, tiene arraigo entre la gente por su capacidad para transformarla emocionalmente, lo que puede dar pie a cambios en las tendencias de consumo. Y ese aspecto, que tratan de explotar marcas y empresas, tiene un vínculo estrecho con la iluminación.

-¿De dónde viene esa atracción sempiterna por las luces navideñas?

-Es algo que se estudia en las áreas de neurociencia, y quizá no tanto en las de márketing. La intensidad y el color de la luz generan cambios en las personas. Pero no solo eso, también los olores y experiencias sonoras como la música de los villancicos, por ejemplo.

-Es decir, que se trata de una cuestión multisensorial.

-En otros lugares, como hospitales y aulas de universidad, también pasa. Con los pacientes y estudiantes se usan luces más intensas y brillantes para, en el primer caso, reducir la ansiedad o el estrés y, en el segundo, fomentar una mejora en el rendimiento académico. Y en lo referente a la Navidad, no se trata solo de que las luces inciten al consumo, también lo hacen las fechas y el estado de ánimo en sí mismos. Hablamos de una serie de días que provocan euforia, alegría y, a veces, también nostalgia.