Kerry reprende a Israel por poner en peligro la paz con los palestinos

Trump acusa a su predecesor de tratar con desdén y falta de respeto al país aliado

.

Jerusalén / CORRESPONSAL

La Administración Obama despide su mandato con uno de sus discursos más duros contra Israel. A tan solo 23 días de dejar su cargo, el jefe de la diplomacia de EE.UU., John Kerry, reprendió ayer al primer ministro Benjamin Netanyahu al señalar que su Gobierno está poniendo en peligro la «solución de dos Estados», la «única alternativa viable» para lograr la paz con los palestinos, a cuenta de su política de asentamientos. «EE.UU. no podía permanecer en silencio mientras veía la posibilidad de que la paz se desvaneciera», dijo al explicar que esa fue la razón de que su país no usará su poder de veto del día 23 en el Consejo de Seguridad de la ONU para frenar la resolución contra las colonias como ha hecho en el pasado. Obama deja así clara su posición antes de que Donald Trump asuma la presidencia.

Kerry aportó datos para ilustrar cómo a su entender la colonización israelí imposibilitará la creación del Estado palestino y, por tanto, la paz. «Israel tiene dos opciones: ser un Estado judío o uno democrático. No puede ser ambos», advirtió. En este sentido, reprochó que la «agenda colonizadora se haya apoderado de la política israelí». Denunciar que la «extrema derecha» están llevando a Israel hacia una «ocupación perpetua» de tierras palestinas. «Su intención establecida es clara: Creen en un solo Estado, un gran Israel», señaló. Concluyo con un «los amigos necesitan decirse la verdad» .

Sesgado y obsesivo

Netanyahu calificó el discurso del estadounidense de «sesgado» y «obsesivo». «Durante más de una hora, Kerry abordó obsesivamente el tema de las colonias y apenas tocó la raíz del conflicto, la oposición palestina a un Estado judío con cualquier tipo de fronteras», sostuvo. Temeroso de las repercusiones del discurso y para evitar aumentar las tensiones, el primer ministro había frenado pocas horas antes la aprobación de 492 nuevas viviendas en Jerusalén Este. A pesar de la suspensión, la Municipalidad de Jerusalén terminó aprobando los permisos de construcción de un edificio en territorio ocupado palestino para un centro de la ultraderecha procolono.

Kerry expuso su visión del conflicto instando a ambas partes a hacer esfuerzos reales para dar opción a la paz. «No hay otra», argumentó sobre la vía de los dos Estados. También llamó al compromiso de los palestinos y pidió a sus líderes trabajar para «poner fin a los ataques y la glorificación de la violencia», así como terminar con las actividades militares» del movimiento islamista Hamás, que controla la Franja de Gaza. La OLP aplaudió el «impresionante» discurso de Kerry, pero aclarando que difiere sobre los «principios» planteados.

Es probable que la visión de Kerry sea asumida en la conferencia internacional de paz que se celebrara en París el 15 de enero. El objetivo es volver a sentar en la mesa a palestinos e israelíes, aunque Netanyahu ya dijo que solo aceptara conversaciones directas, sin mediación.

Poco antes de la comparecencia de Kerry, Trump ponía en práctica su diplomacia tuitera cargando contra la política de Obama: «No podemos dejar que se siga tratando a Israel con total desdén y falta de respeto. Solían contar con EE.UU., pero el principio del fin fue el terrible acuerdo con Irán, y ¡ahora esto (ONU)! (…) Mantente fuerte Israel, el 20 de enero llega rápido».

Netanyahu respondió agradeciendo la «calurosa amistad y el claro apoyo hacia Israel» del próximo inquilino de la Casa Blanca.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Kerry reprende a Israel por poner en peligro la paz con los palestinos