Trump no logra los fondos para levantar su muro con México

Insiste en que es una prioridad y que se acabará construyendo

.

nueva york / corresponsal

Donald Trump se acerca a un nuevo fracaso parlamentario. El presidente de EE.UU. sigue sin lograr el apoyo de demócratas y de varios legisladores republicanos, que se niegan en rotundo a dar el visto bueno a un presupuesto que incluya fondos para la primera fase del levantamiento del muro fronterizo con México.

La exigencia de la nueva Administración podría forzar el cierre del Gobierno federal y, por tanto, generar un drama parlamentario que empañe el examen de los 100 días que tanto preocupa a la Casa Blanca. Sin embargo, en las últimas horas varias fuentes han confirmado que Trump ya negocia una segunda fecha y está dispuesto a esperar hasta septiembre para que el Congreso considere financiar el proyecto estrella de su campaña. Lo que sí habría pedido el presidente es un refuerzo en la seguridad fronteriza para mejorar la vigilancia con más agentes y nuevas mejoras tecnológicas.

«Ahora los legisladores pueden centrarse en otros temas prioritarios», se congratuló el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, antes de que la Casa Blanca y el propio Trump asegurasen que el muro «sigue siendo una prioridad». «Les aseguro que lo construirá», insistió ayer su portavoz, Sean Spicer.

Si finalmente el presupuesto no contempla la partida deseada por el nuevo ejecutivo, se confirmaría el segundo revés parlamentario de Donald Trump, después del fracaso cosechado en su propuesta de desmantelamiento del Obamacare.

¿Violó la ley Flynn?

No es esta la única polémica a la que el Capitolio se enfrenta estos días. Ayer, el presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, el republicano Jason Chaffetz y el demócrata de más alto rango del órgano, Elijah Cummings, convocaron a los medios para anunciar que el exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, pudo haber violado la ley. Según las pesquisas, el que fue hombre de confianza del presidente de EE.UU. no informó sobre el dinero que recibió del Kremlin, cuando tramitó su autorización para revisar información clasificada. El Gobierno de Vladimir Putin pagó más de 45.000 dólares por un discurso que Flynn pronunció en Moscú, en verano del 2015. Se trata del último hallazgo en el marco de la investigación sobre los vínculos entre el ejecutivo de Donald Trump y Rusia, que explicaría además por qué el exasesor pidió inmunidad a cambio de declarar en el marco del Rusiagate.

«Corea del Norte es un problema que tenemos que resolver definitivamente»

El Senado de Estados Unidos ha sido convocado hoy a una reunión en la Casa Blanca para hablar sobre Corea del Norte. El movimiento ha hecho saltar las alarmas, ya que lo habitual es que funcionarios de la Casa Blanca acudan al Congreso para informar sobre asuntos de seguridad nacional, no que los 100 miembros de la Cámara Alta del Capitolio sean convocados en la avenida Pensilvania. Al encuentro también acudirán el secretario de Estado, Rex Tillerson, el secretario de Defensa, James Mattis, así como el director de Inteligencia Nacional, Dan Coats y el presidente del Estado Mayor Conjunto, el General Joe Dunford.

Altos funcionarios del Gobierno de Estados Unidos llevan semanas repitiendo que para afrontar la amenaza del programa nuclear norcoreano, todas las opciones están sobre la mesa. El propio Trump advirtió a los embajadores de los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, que «Corea del Norte es un problema que tenemos que resolver definitivamente».

La actual coyuntura preocupa a muchos expertos en seguridad por las posibilidades reales de que se desate un conflicto bélico que podría ser catastrófico para el mundo entero.

El encuentro de hoy se produce en plena escalada de tensión con el régimen de Kim Jong-un y entre un clima de preocupación por la posibilidad de que los norcoreanos realicen una prueba nuclear antes del 9 de mayo, según fuentes de la inteligencia de Estados Unidos

Mientras, en la zona, Corea del Norte siguió ayer tensando la cuerda en la conmemoración del 85 aniversario de su ejército, en cuya celebración se realizaron maniobras militares aunque con armas convencionales y fuego real. En paralelo, el submarino nuclear estadounidense Michigan, también comenzó ayer sus ejercicios navales a su llegada a Corea del Sur y con la colaboración de sus aliados. Estados Unidos, Japón y Corea del Sur acordaron coordinar todas las acciones frente a Piongyang.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Trump no logra los fondos para levantar su muro con México