Maduro sube el salario mínimo y las pensiones en plena ola de protestas

El incremento es más nominal que real y está lejos de permitirle a los trabajadores cubrir la cesta de alimentos básicos

.

caracas / e. la voz

Venezuela vivirá hoy una nueva jornada de protesta opositora, y coincidiendo con el 1 de mayo, el presidente Nicolás Maduro trata de apaciguar el malestar existente en el país anunciando un segundo aumento del salario mínimo en lo que va del año. Desde hoy el ingreso mínimo que recibirá un venezolano por su trabajo será de doscientos mil bolívares (18.181 euros al tipo de cambio oficial de 11 bolívares por euro, pero de apenas 43,47 al cambio del mercado negro que es de 4.600 por euro). Asimismo los pensionistas recibirán a partir de ahora un bono especial de 19.500 bolívares (1.772 euros al cambio oficial y 4,2 en el mercado negro).

El incremento es más nominal que real y está lejos de permitirle a los trabajadores cubrir la cesta de alimentos básicos, la cual -de acuerdo a cálculos recientes de algunas organizaciones- superaba los 486.878,72 bolívares, sin contar que en los primeros dos meses del año los precios subieron 42,5 %, de acuerdo a estimaciones de la Comisión de Finanzas del Parlamento.

Maduro aprovechó su programa televisivo dominical para realizar esos anuncios. En su prolongada alocución dijo estar deseoso de que se convoque un nuevo proceso electoral «porque confío en el pueblo».

La oposición sigue siendo muy crítica con Maduro al que acusan de mentir y de querer continuar su golpe de Estado. «Queremos dejar muy claro que cualquier paso para convocar una Constituyente Comunal no es otra cosa que la continuación del golpe de Estado que se vive en Venezuela», afirmó el presidente del Parlamento, Julio Borges, que critica la decisión por antidemocráticas al considerar que la nueva asamblea no será elegida por el pueblo. En su opinión, solo se trata de una estrategia presidencial para reforzar su poder y dar un golpe de Estado encubierto para lograr un régimen parecido al cubano. Borges advirtió a Maduro que la actual crisis «no se resuelve convocando una Constituyente sino cumpliendo la Constitución». El opositor recordó que la Carta Magna, en sus artículos 5 y 70, prevé que en esta instancia deben estar representados todos los sectores del país y debe ser producto una de elección con todas la garantías democráticas.

Mientras, el papa Francisco, en el vuelo de regreso de su visita a Egipto, aludió a la crisis que se vive en Venezuela e instó a las partes a buscar «soluciones negociadas» y a respetar los derechos humanos. Lo hizo horas después de señalar que la oposición «está dividida», una valoración que rechazó el líder opositor Henrique Capriles.

El papa precisó que para poder entenderse en Venezuela se necesita dialogar en «condiciones muy claras. Parte de la oposición no quiere esto, lo que es curioso: la misma oposición está dividida, pero hay algo en movimiento», dijo.

El papa Francisco instó a Maduro y a la oposición a buscar «soluciones negociadas»

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Maduro sube el salario mínimo y las pensiones en plena ola de protestas