Reproches a Boris Johnson por hablar de whisky en un templo sij

«Ningún político en su sano juicio hablaría en un templo de un acuerdo comercial que implicara alcohol», lamenta el portavoz de la  Federación Sij

.

El ministro de Relaciones Exteriores británico Boris Johnson se ganó este miércoles los reproches de la comunidad sij al hablar de whisky, concretamente de sus exportaciones a India, en uno de sus templos. «Ningún político en su sano juicio hablaría en un templo de un acuerdo comercial que implicara alcohol», lamentó en un comunicado Gurjeet Singh, portavoz de la Federación Sij, recordando que en la entrada de sus templos hay carteles prohibiendo la entrada a quienes hayan bebido o lleven tabaco consigo. «Boris Johnson debería saberlo bien, porque es el ministro de Exteriores y su suegra es sij», sentenció Singh.

Johnson hizo estos comentarios en el templo Nirman Sewak Jatha de Bristol, en el sureste de Inglaterra, durante una visita de campaña de los conservadores. En una grabación del episodio difundida por BBC radio, se oye a Johnson explicar que cada vez que va a India lleva whisky a sus familiares porque los aránceles son del 150%. «Imaginen lo que podríamos hacer si tuviéramos un acuerdo de libre comercio con India, que lo habrá», se preguntó.

Los primeros reproches le llegaron en el mismo templo, cuando una mujer le recordó que el alcohol es contrario a su religión y que jamás votaría «por alguien que quiere llevar más alcohol a India».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Reproches a Boris Johnson por hablar de whisky en un templo sij