Una alumna de Oxford que apuñaló a su novio puede evitar la cárcel por ser una estudiante «extraordinaria»

El juez sostiene que la prisión cortaría la carrera profesional de una joven brillante

.

corresponsal / londres

Una estudiante de la Universidad de Oxford que apuñaló a su novio podría librarse de la cárcel. Pese a que reconoció los hechos, el juez defendió su «talento extraordinario» y apuntó a que una sentencia de prisión perjudicaría su carrera. Lavinia Woodward, de 24 años, una aspirante a cirujana cardíaca conoció a la víctima, un graduado de Cambridge, gracias a la aplicación para encontrar pareja llamada Tinder. En uno de sus encuentros, el pasado septiembre, tras consumir varias bebidas y drogas en Oxford, le dio un puñetazo y le golpeó con un cuchillo. Más tarde le arrojó un portátil, un vaso y un tarro de mermelada, para después terminar apuñalándole en una pierna.

Woodward admitió lo ocurrido al juez Ian Pringle y reconoció ser adicta a las drogas. La sorpresa llegó cuando este, lejos de juzgarla por un delito que normalmente sería penado con prisión, demoró la sentencia cuatro meses e insinuó que la joven no sería encarcelada.

Sentencia «demasiado grave»

El benévolo juez le dio así la oportunidad de probar que está dejando su adicción a la cocaína. El juez alegó estar preocupado porque la sentencia afecte a la carrera laboral de la acusada y puntualizó que si «se trata de una sola vez», una sentencia en prisión «sería demasiado grave».

Además, el juez mencionó como la universidad de Christ Church en Oxford permitiría a Woodward su regreso en octubre, pues la joven se encuentra en la actualidad en Italia con su madre. Pringle alegó entre los motivos de esta polémica decisión que la estudiante «es muy brillante» y que ha llegado a publicar artículos en revistas médicas.

El sueño de la acusada es ejercer como cirujana, pero para ello tendría que inscribirse en el Colegio General de Médicos y eso implicaría acompañar su solicitud de un historial policial en el que aparecería esta condena a prisión, que por el momento queda en el aire.

Esta no es la única sentencia polémica sobre un estudiante «extraordinario». En Estados Unidos, Brock Turner, alumno de la Universidad de Stanford, en California, fue hallado culpable de una violación, pero salió de prisión tan solo tres meses después de la sentencia por buena conducta.

Turner fue sorprendido mientras cometía la agresión detrás de un contenedor de basura por dos estudiantes suecos que pasaban en bicicleta. Sin embargo, el juez a cargo del caso, Aaron Persky, mostró en aquella ocasión su preocupación por el impacto de la prisión y alegó que el joven de 21 años no tenía antecedente alguno.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Una alumna de Oxford que apuñaló a su novio puede evitar la cárcel por ser una estudiante «extraordinaria»