Arrecian las críticas contra Theresa May tras los malos resultados electorales

La primera ministra británica sacrifica a sus asesores más cercanos tras un ultimátum de parte de la cúpula del partido conservador

.Nick Timothy, uno de los asesores que ha dimitido
Nick Timothy, uno de los asesores que ha dimitido

La primera ministra británica, Theresa May, se enfrenta a un ambiente de profunda inquietud en el seno de su Partido Conservador, después de que sufriera un revés en las elecciones generales británicas del jueves. Los tories ganaron en las urnas, pero retrocedieron posiciones frente al resultado del 2015 y las expectativas de las encuestas y no podrán gobernar en solitario.

Varios medios conservadores británicos que se habían unido a la campaña electoral de May y en contra del opositor Partido Laborista han cambiado de tono tras el revés electoral haciéndose eco de voces de preocupación por la forma en la que se dirigió la campaña.

Dos de los asesores más cercanos de la primera ministra, el jefe de personal Nick Timothy y su colega Fiona Hill, anunciaron hoy su dimisión. «Asumo la responsabilidad por mi papel en esta campaña electoral, que fue la supervisión de nuestro programa político», explicó Timothy en la página web del pàrtido Conservador.

«Theresa May lucha por permanecer en Downing Strate mientras que dirigentes tories sopesan desafiar su liderazgo», escribió el diario incondicionalmente conservador The Daily Telegraph.

Antes las presiones para que dimita y los indicios de un creciente malestar en su partido, May ha insistido en que cuenta con la «legitimidad» para continuar al frente del Gobierno, a pesar de haber perdido 13 escaños en la Cámara de los Comunes, de 650 mandatos. Los conservadores se quedaron con 318 escaños, frente a 263 del Partido Laborista, de Jeremy Corbyn, el «vencedor moral» de los comicios.

May anunció el viernes que intentará formar Gobierno con el partido protestante de línea dura DUP (Partido Democrático Unionista de Irlanda del Norte) para conseguir una frágil mayoría parlamentaria.

Sin embargo, los detractores de May inmediatamente criticaron la decisión de May de aliarse con el DUP por el virulento rechazo de esta formación al matrimonio homosexual y al aborto.

La líder del Partido Conservador en Escocia, Ruth Davidson, dijo que insistirá en defender los derechos de los gais y lesbianas, incluido el derecho a casarse. Davidson, lesbiana y protestante practicante, planea casarse con su pareja Jen Wilson, una católica irlandesa.

Davidson ha dirigido la resurrección del Partido Conservador en Escocia, aportando un apoyo electoral crucial a la menguante mayoría parlamentaria de May y asestando un severo golpe al Partido Nacional Escocés (SNP), cuyo número de escaños en Londres cayó de 56 a 35.

May dejó claro a raíz de conocerse los resultados electorales que no va a hacer grandes cambios en la composición de su gabinete. Los ministros de Finanzas, Philip Hammond, de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, de Interior, Amber Rudd, de Defensa, Michael Fallon, y el responsable de las negociaciones sobre el brexit, David Davis, permanecerán en sus cargos.

Antes de las elecciones se especulaba con que Hammond y posiblemente también Johnson serían destituidos si May lograba la aplastante victoria que estaba segura de conseguir en las elecciones.

Reflejando el creciente cuestionamiento del liderazgo de May, los corredores en Londres recibían hoy cada vez más apuestas de quienes están convencidos de que Johnson dará pronto un paso al frente para desbancar a la primera ministra.

El Partido Conservador británico ha experimentado un significativo descenso del apoyo popular, según los resultados de las elecciones del pasado día 8, en las que perdió la mayoría absoluta de la que disfrutaba en el Parlamento; comicios adelantados precisamente por la primera ministra británica, en lo que algunos integrantes del partido consideraron como un grave error de cálculo por parte de sus allegados.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Arrecian las críticas contra Theresa May tras los malos resultados electorales