La culpa de Srebrenica, la matanza que avergonzó a Europa

El Estado holandés ha sido declarado parcialmente responsable del genocidio. La Corte de Apelación de La Haya defiende que los cascos azules de ese país, encargados de proteger el enclave, actuaron «ilegalmente»

.

El próximo 11 de julio se cumplirán 22 años de la peor matanza cometida en Europa desde la II Guerra Mundial. Fue ese día cuando militares serbobosnios, bajo el mando del general Ratko Mladic, ocuparon Srebrenica, un enclave que hasta entonces -y durante la guerra de Bosnia- había estado bajo asedio. Sus habitantes huyeron hacia la localidad cercana de Potocari confiados en que serían protegidos por los soldados holandeses allí estacionados. Se equivocaron. 

Una corte de apelación de La Haya ratificó en las últimas horas una sentencia del 2014 en la que se asegura que el Estado holandés es parcialmente responsable de la muerte de casi 300 hombres musulmanes en esta masacre de Srebrenica

La corte concluye que si las víctimas no hubieran sido desalojadas de Potocari, localidad controlada por cascos azules holandeses después de la caída de Srebrenica, no habrían sido asesinadas por las fuerzas del general Mladic. Cuando las tropas serbias llegaron, estuvieron de acuerdo con los cascos azules holandeses en que todos los refugiados serían transportados en autobuses a zonas seguras, pero también se les permitió a los soldados de Mladic comprobar si había hombres que podrían haber participado en el conflicto armado para ser llevados «a juicio».

Según la sentencia, los soldados holandeses no debían haber permitido que las tropas serbias retuvieran a esas personas porque «se hizo evidente que podrían ser torturados o asesinados».

.

Los cascos azules holandeses podrían haber trasladado también a esos hombres a zonas seguras, aseguró el tribunal.

Esta sentencia supone una pequeña victoria para las Madres de Srebrenica, una organización que busca pedir justicia y buscar a sus familiares desaparecidos en el genocidio. Hasta 6.000 familiares de las víctimas tendrán derecho a una compensación económica. 

.

Oficialmente las tropas de Mladic asesinaron en la matanza de Srebrenica a más de 8.000 varones bosnios-musulmanes civiles -y enterraron sus cuerpos en fosas comunes-, expulsaron a unas 30.000 mujeres y niños y cometieron muchos otros crímenes, incluidas torturas y violaciones. Sin embargo, las Madres de Srebrenica elevan la cifra total de muertos a 10.700 en el que se convirtió en el peor episodio de la sangrienta guerra de Bosnia (1992-1995).

Serbia y la República serbobosnia niegan que fuese un genocidio

El Tribunal penal internacional de La Haya para crímenes de guerra cometidos en la ex Yugoslavia (TPIY) y el Tribunal Internacional de Justicia calificaron este crimen de genocidio.

Sin embargo, Serbia y la República serbobosnia (una de las dos entidades en que se dividió Bosia tras la guerra) rechazan que se produjera un genocidio, si bien reconocen la matanza, por la que Belgrado incluso ha pedido perdón.

Los musulmanes de Srebrenica, que antes de la guerra constituían la mayoría de la población, sienten que no hay justicia para ellos.

El enclave, poblado hoy por una mitad de serbios y cada vez menos musulmanes, forma parte de la República serbobosnia, que niega el genocidio y minimiza el crimen.

A ellos se añade el temor de que los juicios por genocidio del TPIY contra los principales responsables de la masacre, como el general Mladic, nunca concluyan, por enfermedad o muerte de los acusados.

Uno de ellos, el entonces líder político serbobosnio Radovan Karadzic, primer presidente de la autoproclamada República Srpska, la entidad serbia de Bosnia y Herzegovina, fue condenado en marzo del 2016 a 40 años de cárcel al ser encontrado culpable de diez de los once cargos de los que estaba acusado, entre ellos, el genocidio de Srebrenica.

El tribunal dictará sentencia contra Mladic en noviembre

El general Ratko Mladic, ex jefe del Ejército serbobosnio, está a la espera de una sentencia del Tribunal Penal Internacional para la exYugoslavia y se enfrenta a una condena de cadena perpetua por el genocidio. 

Está acusado por el genocidio de Srebrenica, por la persecución a los musulmanes bosnios y los bosniocroatas en todo el país durante la guerra, por aterrorizar a la población con el asedio de Sarajevo, que se prolongó durante 44 meses y por tomar como rehenes a cascos azules de la ONU.

Capturado en Serbia en el 2010, la defensa de Mladic ha presentado un recurso ante la corte de La Haya para que le libere por motivos de salud, después de que se rechazara su petición de recibir tratamiento médico en Rusia.

.

Los letrados argumentan que el general Mladic, que sufrió varios derrames cerebrales antes de ser capturado en Serbia en el 2010, no está recibiendo el tratamiento médico que necesita y que podría morir mientras permanece en el centro de detención de La Haya.

La cámara de apelación no ha fijado una fecha para tomar una decisión sobre el recurso, que es probable que se decida en junio. El tribunal dictará sentencia en el juicio contra Mladic en noviembre.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

La culpa de Srebrenica, la matanza que avergonzó a Europa