La Comisión Europea actúa para que las mujeres ocupen el 40% de sus puestos directivos en el 2019

A las secciones que se queden atrás en el cumplimiento de sus metas se les podrá pedir convocar a candidatas femeninas

.El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans
El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans

La Comisión Europea (CE) adoptó este miércoles una estrategia para conseguir que las mujeres ocupen, al menos, el 40 % de sus puestos directivos el 1 de noviembre del 2019, cuando está previsto que concluya el primer mandato del actual presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker.

Entre las iniciativas se incluyen objetivos específicos para todos los departamentos de la CE a la hora de nombrar empleadas como jefas de unidad por primera vez. De hecho, a las secciones que se queden atrás en el cumplimiento de sus metas se les podrá pedir convocar a candidatas femeninas antes de tomar la decisión sobre una nueva designación, si bien Bruselas precisó que los nombramientos seguirán realizándose en función de los méritos.

El vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, afirmó durante una rueda de prensa que «las mujeres componen el 55 % de nuestro personal, pero solo el 34 % de nuestros cargos directivos. Las medidas que hemos tomado desde el principio del mandato nos han servido para progresar bien, pero no bastan».

El 1 de mayo de este año, las mujeres suponían el 33 % de los altos directivos y el 35 % de los jefes de unidad de la Comisión Europea, frente al 27 y 32 %, respectivamente, al inicio de la legislatura, en 2014. Bruselas precisó que hasta ahora había trabajado para «identificar, desarrollar y apoyar el talento femenino» y concienciar en el seno de la institución comunitaria sobre la importancia de lograr una gestión con equilibrio de género, además de organizar sesiones de formación.

Otras iniciativas de inclusión

Junto a las mujeres, esta estrategia sobre diversidad e inclusión identifica como grupos objetivos a las personas con discapacidad, lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI), así como a los individuos de mayor edad. Para el colectivo LGBTI plantea actividades de sensibilización y formación para los directivos y el personal, en particular, para abordar cualquier «sesgo inconsciente».

En cuanto a los trabajadores de mayor edad, supervisarán si sufren discriminación a la hora de presentar su candidatura para un puesto de empleo, y a las personas con discapacidad intentarán involucrarlas en la planificación de los accesos y las instalaciones de movilidad de los edificios del Ejecutivo comunitario.

La estrategia pondrá en marcha un proceso de elaboración de informes, supervisión y mejora de las medidas propuestas, con la intención de presentar un documento sobre la diversidad e inclusión en la primavera del próximo año. Timmermans afirmó que «sé por experiencia personal que las organizaciones que acogen una mano de obra diversa y son inclusivas para con todos consiguen mejores resultados, innovan más y pueden tomar decisiones a veces duras. Como organización auténticamente internacional, la Comisión es diversa por defecto».

Valora este artículo

0 votos

La Comisión Europea actúa para que las mujeres ocupen el 40% de sus puestos directivos en el 2019