Consternación en República Dominicana por la muerte de una menor embarazada tras un aborto

La chica falleció a causa de una hemorragia y un golpe en la cabeza. El novio y la madre de este han sido encarcelados

La joven asesinada Emely Peguero
La joven asesinada Emely Peguero

La consternación sacudió hoy a la República Dominicana tras el hallazgo del cadáver de Emely Peguero, una adolescente de 16 años embarazada de 5 meses -por cuya muerte están presos el novio y la madre de este- y quien, según las autoridades, falleció a causa de una hemorragia tras un aborto y un golpe en la cabeza.

Este viernes se conoció la medida de coerción contra Marlin Martínez, madre del novio de la menor e implicada en el crimen, que deberá cumplir tres meses de prisión preventiva. La imputada fue trasladada para conocer el dictamen, bajo fuertes medidas de seguridad, al Palacio de Justicia de San Francisco de Macorís donde la esperaba una multitud que le lanzó piedras y, mientras se esperaba el veredicto, prendieron fuego a neumáticos en el entorno de la sede, donde también se registraron disparos.

Horas antes de conocerse la medida, el hasta hoy abogado de la imputada, Israel Rosario, renunció a seguir ejerciendo su defensa y la de su hijo, Marlon Martínez, alegando «motivos morales más que legales» ya que «nuestro cliente no nos informó» de las circunstancias reales del caso, según dijo.

Desde el pasado fin de semana el país caribeño, donde el aborto está prohibido en cualquier circunstancia, estaba en vilo por la desaparición de la adolescente en la localidad de Cenoví (noreste), cuyo caso movilizó a gran parte de la provincia Duarte, a la que pertenece esa comunidad, y provocó reacciones a alto nivel.

La adolescente salió el pasado 23 de agosto con su novio, Marlon Martínez, de 19 años, de su residencia en Cenoví para ir a una cita médica pero nunca regresó a su casa. Tras negar insistentemente alguna participación en la desaparición o en el asesinato de la menor, Martínez confesó el miércoles a las autoridades que lanzó su cadáver en un vertedero de Cenoví, aunque el cuerpo no fue encontrado en el lugar señalado.

La Procuraduría General de la República confirmó hoy que el cadáver encontrado ayer en una maleta en la comunidad La Guama, provincia Espaillat, cercana a Duarte, corresponde a Emely Peguero, sepultada hoy en Cenoví en medio de la tristeza y el llanto.

Según el informe preliminar del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), dado a conocer hoy por la Procuraduría General, la menor falleció a causa de una hemorragia interna del útero por un aborto inducido y por un golpe contundente en la cabeza con hundimiento del cráneo.

El informe detalló que en el examen interno al cadáver de Emely encontraron «restos del feto que llevaba en su vientre, contusión del cuello uterino y canal vaginal, perforación del útero con indicativos de que se aplicó una gran fuerza en esa zona y órganos dispersos propios de un aborto inducido». «El cadáver presenta en la cabeza un golpe contundente con rompimiento craneal y hemorragia cerebral lo que indica que dicho trauma se produjo en vida, provocado por un objeto de superficie dura y firme», agregó la información.

Los padres de la adolescente se enteraron de su embarazo a principios de la semana pasada, unos dos días antes de que Emely desapareciera. En declaraciones telefónicas hoy a Efe, Genaro Peguero, padre de la menor, dijo que tras enterarse del embarazo la familia le brindó «todo su apoyo» pero que Marlin Martínez, madre de Marlon y detenida desde el miércoles, «quería que abortara», por lo que la acusa de ser «la autora intelectual de todo esto». «Me le hicieron de todo. Son unos psicópatas», agregó Peguero, quien dijo sentirse «devastado» por la muerte de la menor de sus cuatro hijos, y reclamó «que todos los involucrados paguen». Aseguró que «Marlon no tenía la capacidad para hacer todo esto que le hicieron a mi hija. Todo fue muy bien planificado por Marlin», dijo.

Peguero insistió en que hay otros involucrados, ya que, afirmó, el cadáver de la menor fue trasladado de varios lugares antes de ser encontrado por las autoridades.

La Procuraduría General también informó hoy de que solicitará prisión preventiva, como medida de coerción, contra Marlin Martínez, suspendida ayer de su cargo como subdirectora de la Dirección General de Pasaportes.

La vicepresidenta dominicana, Margarita Cedeño, reclamó hoy que los responsables de la muerte de la joven «paguen por su crimen». «Que los culpables asuman su responsabilidad y paguen por su crimen. Oremos por una familia que hoy está destrozada», escribió Cedeño en su cuenta personal de Twitter.

A las muestras de pesar, se unió el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), aliado al oficialismo, quien anunció la expulsión de Marlin Martínez de esta organización por su presunta implicación en el crimen.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Consternación en República Dominicana por la muerte de una menor embarazada tras un aborto