Agencias

El huracán Irma, de categoría 5, provocó daños muy graves a su paso por las Antillas Menores en dirección a Puerto Rico y la isla de La Española, con destrucción masiva de infraestructuras, aunque no hay datos precisos todavía ni se conocen detalles sobre la pérdida de vidas humanas.

El primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, utilizó las redes sociales para señalar que las dos islas han sido devastadas por Irma, aunque sin precisar los daños y si el fenómeno se ha cobrado vidas humanas. Browne resaltó que los daños estructurales son gravísimos y pidió a la población máximo cuidado, aunque, a pesar de los severos daños, dijo que «Dios nos ha protegido de lo peor de Irma».

Las agencias gubernamentales han pedido a la población que se comunique con familiares y allegados para conocer la situación, aunque medios locales indican que los sistemas eléctricos han sido severamente dañados y que las señales de telefonía se han perdido. Medios del pequeño territorio caribeño señalan que desde hace horas no hay prácticamente dato alguno de qué está pasando en estas dos pequeñas islas de las Antillas Menores.

Otros medios, incluso, lamentaron tener que interrumpir las emisiones a causa de la gravedad de los daños sufridos. En la vecina Barbados, las marejadas han provocado que el mar ganara varios metros a la costa provocando graves inundaciones, por lo que las autoridades locales llevan a cabo trabajos de rescate, aunque no existe información precisa de la situación.

En el ojo del huracán «Irma» Un video muestra a un avión cazatormentas atravesando el huracán y graba su toda la furia de este fenómeno

El presidente del territorio de San Martín, Daniel Gibbs, señaló en declaraciones a medios locales que «nunca antes se había vivido algo parecido» y agregó que «incluso, las paredes de algunos edificios llegaron a temblar». Dijo que las comunicaciones están interrumpidas y los intentos de contactar con otros territorios cercanos ha sido infructuosos.

En la isla de San Bartolomé, la estación meteorológica local llegó a registrar vientos por encima de los 200 kilómetros por hora y ráfagas superiores. Medios locales de San Bartolomé hablan de una situación apocalíptica, aunque de momento no se conocen datos concretos ya que el huracán golpea en estos momento el area. 

El legislador de ese pequeño territorio francófono Michel Magras dijo, textualmente, a través de las redes sociales: «Me sorprende el monstruo que nos cubre, la isla está devastada, esto es apocalíptico, mucho daño, muchos techos destruidos. Actualmente estamos viviendo la segunda parte del huracán».

Los informes de los medios locales señalan que en San Bartolomé los propios equipos de rescate y bomberos tuvieron que interrumpir sus trabajos debido a las inundaciones, que llegaron a superar en algunos edificios estatales hasta un metro.

Actualmente hay un aviso de huracán para las islas de Antigua, Barbuda, Anguila, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, así como para las islas de Saba, San Eustaquio y Saint Martin, Saint Barthelemy, las Islas Vírgenes británicas y las Islas Vírgenes de EE.UU., Puerto Rico, Vieques y Culebra. 

Irma es el huracán más intenso formado en el Atlántico desde Allen, que en 1980 alcanzó vientos máximos sostenidos de 312 kilómetros por hora.

Más potente que «Harvey»

El huracán podría alcanzar a finales de semana la costa este de Estados Unidos, apenas unos días después del paso devastador de Harvey -de categoría 4- que dejó al menos 42 muertos y enormes daños materiales, especialmente en el estado de Texas.

El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró el estado de emergencia en Florida, Puerto Rico y las Islas Vírgenes para liberar fondos en caso de emergencia ante el paso de Irma. Harvey «era menos potente que Irma», pero provocó «fenomenales acumulaciones de lluvia, durante cinco a siete días, que no se producirán en este caso porque Irma circulará», dijo Emmanuel Demael, experto de Météo France.

El gobernador de Florida, Rick Scott, declaró este martes en emergencia a todos los condados del estado, mientras los habitantes acumulaban provisiones de agua y alimentos, pilas y gasolina.

«No hay agua, no hay leche, casi no quedan conservas y ya no queda comida para gatos», lamentó Gladys Bosque, una jubilada de 81 años, en un supermercado de Miami Beach.

Los turistas en Key West, una estación balnearia muy visitada del sur de Florida, recibieron el martes una orden de evacuación que debería ser rápidamente extendida a los habitantes.

Los precios del jugo de naranja se disparaban el martes en Florida, el mayor productor de Estados Unidos.

Lluvias diluvianas

Según Météo France, «Barbuda, Antigua y después San Bartolomeo, San Martín y Anguila van a ser probablemente impactadas por la parte intensa del fenómeno en la noche del martes al miércoles, con vientos violentos y destructores y lluvias diluvianas».

En San Bartolomeo y San Martín, las autoridades llamaron a los habitantes a «tomar de inmediato todas las medidas» de evacuación.

Para 11.000 personas en ambas islas, «estamos en una situación de máximo riesgo», indicó la representante del Estado francés en esos territorios, Anne Laubies, que anunció el paso a la alerta roja ciclónica, que decreta el confinamiento de la población. «Estamos frente a una problemática mayor que no hemos visto en más de veinte años», señaló Laubies.

Según las previsiones, el miércoles por la noche, Irma alcanzará Puerto Rico, antes de seguir hacia el norte.

En San Juan, el gobernador dispuso la apertura de refugios y exhortó a los ciudadanos a que colaboren con los vecinos que necesitan asistencia, como los ancianos.

En tanto los comercios hacían el martes su agosto con la venta de baterías, linternas y comidas enlatadas.

Sheilyn Rodríguez, de 33 años y residente en el municipio de Río Grande (noreste), dijo a la AFP que había logrado abastecerse. «Compré baterías, productos enlatados y hasta hielo, por si se va la luz», dijo.

Los dominicanos se preparaban con nerviosismo y varios vuelos fueron cancelados y las clases fueron suspendidas a partir del miércoles en las zonas declaradas en alerta, mientras la población hacía acopio de víveres.

La trayectoria de Irma es aún incierta, pero según varias proyecciones pasará también por Haití y Cuba. La Unicef advirtió que el paso del huracán puede afectar a cientos de miles de niños y a sus familias en el Caribe e hizo un llamado a los gobiernos de la región a proteger a los menores ante este fenómeno meteorológico.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El huracán «Irma» llega a Barbuda y provoca daños muy graves