Al menos 16 muertos tras el paso del huracán «Irma» por el Caribe

«El 95 % de la isla está destruida» ha dicho el presidente del consejo local de San Martín mientras Barbuda ha quedado «casi inhabitable»


La Voz | Agencias

Irma, el huracán más potente jamás registrado sobre el océano Atlántico, avanza por el Caribe arrasando todo lo que encuentra a su paso con vientos de 295 km/h y ráfagas de hasta 360 km/h. Deja ya al menos 16 muertos -ocho en San Martín, uno en Barbuda, tres en Puerto Rico y cuatro en las Islas Vírgenes- y daños catastróficos. Medios regionales hablan desde hace tiempo de una posible muerte más en Anguila, aunque no hay certeza de ese dato. Las autoridades manejan las cifras de víctimas con cautela y avisan de que el balance es todavía provisional. Se prevé que aumente en las próximas horas, dado el carácter destructor de Irma. 

La República Dominicana quedó completamente paralizada como consecuencia del huracán más poderoso que ha amenazado al país caribeño desde el paso de David en agosto de 1979. Por motivos de seguridad unos 7.500 turistas que estaban alojados en complejos turísticos de Samaná, Punta Cana y Puerto Plata fueran traslados a establecimientos hoteleros tanto a la capital como de Santiago. A medida que el huracán se fue moviendo por la costa norte del país, se fue incrementando el número de personas en los albergues, donde ya se alojan 4.281 personas mientras que otras 2.526 se han trasladado a casas de familiares. La mayoría de los evacuados reside en viviendas situadas junto a ríos, arroyos o cañadas y muchas de ellas, las cuales han resultado afectadas, están construidas de madera y zinc.

En Haití se declaró la alerta roja en todo el país, que aún no se ha recuperado de los devastadores efectos del huracán Matthew del año pasado. Una vez superada esta isla, se prevé que Irma descargue su cólera sobre el norte de Cuba y Bahamas. El Gobierno cubano comenzó a trasladar a más de 36.000 turistas que están de vacaciones en la costa nororiental y central hacia zonas más seguras.

Barbuda, «casi inhabitable»

Irma ha dejado la isla de Barbuda «casi inhabitable» e «inundada». Según su primer ministro, Gaston Browne, una persona ha fallecido y el 95 % de las estructuras están afectadas. Ha añadido que lo que ha visto es «desgarrador», «absolutamente devastador» y que «la destrucción en Barbuda no tiene precedentes». Asimismo, ha alertado de que el país «está potencialmente amenazado por otra tormenta, el huracán 'José'», adelantando que «podría haber que evacuar a los residentes de Barbuda». «De hecho, creo que Barbuda es difícilmente habitable ahora mismo», ha sostenido, añadiendo que puede que haya que evacuar «a todos los habitantes» de la isla y llevarlos a Antigua, que no ha sufrido grandes daños, «hasta que se pueda restaurar algún tipo de normalidad».

Destrucción en San Martín

Las autoridades de la isla de San Martín cifraron en ocho las víctimas mortales por el huracán Irma. Además el 95% de la isla quedó destruida» dijo a una radio local Daniel Gibbs, presidente de la parte francesa de esta isla de unos 70.000 habitantes, cuya otra mitad está asociada a Holanda. La ministra francesa de Ultramar, Annick Girardin, que llegó de madrugada a la isla de Guadalupe desde París con más de un centenar de miembros de equipos de salvamento, no quiso pronunciarse sobre la cifra de víctimas y se limitó a reconocer que «tenemos daños extremadamente importantes» tanto en San Martín como en San Bartolomé«Las destrucciones son masivas», reconoció el ministro francés de Interior, Gérard Collomb, antes de subrayar que la prioridad es el aprovisionamiento de agua por barco, y que también se están transportando 100.000 raciones de comida para garantizar la alimentación durante unos días.

Marea ciclónica, la gran amenaza de «Irma» La intensidad de los vientos sostenidos puede elevar el nivel del mar varios metros y provocar grandes inundaciones

Otra «prioridad» es el restablecimiento de la electricidad -se están llevando grupos electrógenos- para que se pueda volver a poner en marcha la planta desaladora de la que se abastece San Martín, así como la red telefónica. Collomb indicó que «por suerte» el aeropuerto de la parte francesa de San Martín no ha resultado muy dañado -a diferencia de lo ocurrido con el que hay en la parte holandesa- y eso va a permitir la llegada primero de helicópteros y luego de aviones. Admitió que ayer se habían producido pillajes, y dijo que se ha enviado un pelotón de la Gendarmería desde Guadalupe (la isla francesa que va a servir de centro de operaciones para las labores de asistencia en San Martín y San Bartolomé).

Evacuación obligatoria en parte de Miami

Las autoridades de Miami, en Florida, han ordenado la evacuación obligatoria de parte de Miami ante la inminente llegada del huracán Irma, que avanza por el Caribe en dirección al estado norteamericano de Florida y podría tomar tierra allí en la noche del sábado. El alcalde del distrito de Miami Dade ordenó que abandonen la zona quienes vivan en caravanas y residentes de la llamada Zona de Inundación A. Entre ellos están quienes viven en el área turística de Miami Beach. Los residentes de las otras zonas de la ciudad fueron instados a proteger sus casas y buscar un refugio seguro.

El Gobierno de Estados Unidos ha suspendido sus operaciones migratorias en las áreas afectadas por el huracán Irma, que se dirige hacia el sur del estado de Florida, informó este jueves el portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, Dave Lapan. En una rueda de prensa en Washington, Lapan aseguró que la prioridad es «salvar vidas» y que, por ello, los agentes migratorios han suspendido sus operaciones rutinarias, aunque seguirán atentos para arrestar a cualquier inmigrante con antecedentes penales o que esté cometiendo actos delictivos.

«Si hay actividades criminales,

Enorme preocupación

Lo más inquietante de Irma ya no es solo la potencia del viento, sino la inquietud generada en el ánimo de científicos y meteorólogos con decenas de años de experiencia. «Me he quedado completamente sin palabras después de ver al Irma en las imágenes por satélite», dijo Taylor Trogdon, científico del Centro Nacional de Huracanes. «Nunca había visto algo como esto en 25 años de trabajo», añadió el legendario periodista científico Seth Borenstein.

La alarma del Centro Nacional de Huracanes fue inmediatamente trasladada a los Gobiernos de los territorios que se encuentran en el camino del Irma. «Parece que va a romper todos los récords. No va a ser bueno, créanme. Nada bueno», dijo Trump desde el Despacho Oval mientras el huracán cargaba contra las primeras islas del este de Caribe.

Preocupación por otros huracanes

Cuando Irma aún no ha terminado su estela destructiva, la preocupación en la zona crece con la formación de otro huracán José,  y actualmente es de categoría tres, según informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos. La tormenta se ubica a 1.060 kilómetros al este de las Antillas Menores, con vientos máximos sostenidos de 165 kilómetros por hora, según el más reciente reporte del CNH. José sigue el mismo rumbo que el huracán Irma, en camino hacia el sudeste de Estados Unidos. 

Gallegos en el ojo del huracán

MILA MÉNDEZ
Gallegos en el ojo del huracán «Irma» El ciclón tropical los mantiene atrapados en el Caribe menos idílico

«Sabíamos que es una época de tormentas, pero no imaginamos esto», dicen dos turistas coruñeses en Puerto Rico

El calor y el paisaje paradisíaco no presagiaban el final tormentoso de sus vacaciones caribeñas. En cuestión de cuatro días Irma ha pasado de tormenta tropical a huracán de categoría 5, la máxima en la escala Saffir-Simpson, trastocando sus planes. De la zona de Fajardo en la que se encontraban Koke Rodríguez y su novia, en el noroeste de Puerto Rico, se han desplazado hasta Rincón, un punto en el extremo oeste de la isla, a priori más seguro. «Nuestro hotel cerró y tuvimos que venir a otro. En realidad, este también está cerca del mar, a unos 25 metros, y es normal estar nerviosos», reconoce Koke. Una sensación que experimentan los propios empleados del hotel en el que se encuentran ahora y al que han derivado a más turistas. «Ellos mismos son los que te dicen que no es una experiencia agradable. Todavía se acuerdan del huracán Georges, en el 98. Nunca se sabe la fuerza ni las consecuencias que pueden tener», comenta Koke.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Al menos 16 muertos tras el paso del huracán «Irma» por el Caribe