Miles de contrarios al «brexit» prologan en Mánchester el congreso de los «tories»

La cita anual del partido se abrió en un ambiente marcado por las dudas sobre el liderazgo de la primera ministra

.

Londres / Agencias

La apertura del congreso anual del Partido Conservador, que arrancó el domingo en Mánchester y se extenderá hasta el miércoles, tuvo como prólogo una marcha antibrexit en la que miles de personas clamaron contra la salida del Reino Unido de la UE y, de paso, contra las políticas de austeridad que está aplicando el Gobierno tory. Los contrarios al desmarque británico de los Veintiocho lanzaron el mensaje a la primera ministra, Theresa May, y al ministro de Exteriores, Boris Johnson, de que son «personas orgullosas de ser británicas y europeas», expresó Vince Cable, líder del Partido Liberaldemócrata, en una protesta en la que los participantes portaban banderas de la UE y pancartas con lemas como «No somos moneda de cambio», en referencia a la negociación sobre los futuros derechos de comunitarios y británicos a ambos lados del canal de la Mancha.

La debilidad de May

Precisamente, las divisiones sobre el brexit planearon en el congreso de los tories, que se abrió en un ambiente marcado también por las dudas sobre el liderazgo de la primera ministra, debilitada tras su revés en las últimas legislativas. May acudió a la cita anual del partido decidida a reforzar su mando dentro de la formación y a suavizar las discrepancias internas sobre la hoja de ruta de la negociación del divorcio con la UE. La primera ministra aseguró que su Gobierno permanece «unido» a pesar de la controversia que ha levantado el ministro de Exteriores, Boris Johnson, al establecer unas «líneas rojas» para la salida de la UE que van más allá del plan que ha defendido de forma oficial la jefa del Ejecutivo. En la primera jornada del congreso, la primera ministra trató de llevar el debate más allá del brexit al proponer una serie de medidas para atraer a los votantes jóvenes. Así, prevé congelar el precio máximo de las matriculas universitarias, que se mantendrá en 9.250 libras anuales (10.450 euros) hasta el 2019, y dedicar 10.000 millones de libras adicionales (11.300 millones de euros) a programas de ayuda a la compra de una primera vivienda. Pero las negociaciones con Bruselas acapararon protagonismo en el congreso después de que Johnson alertara de que un período de transición tras la ruptura con la UE debe durar dos años «y ni un segundo más» y que Londres tiene que dejar de pagar toda cantidad a Bruselas cuando se haya materializado el brexit y no debe acatar ninguna nueva regulación comunitaria una vez se hayan cortado los lazos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Miles de contrarios al «brexit» prologan en Mánchester el congreso de los «tories»