Londres y Bruselas alcanzan un «pacto de divorcio» con las medidas del brexit

Se han logrado avances en las tres áreas prioritarias: derechos de los ciudadanos, diálogo sobre Irlanda y factura financiera. Donald Tusk pide a los líderes europeos que se inicien «inmediatamente» las negociaciones para acordar el período de transición

Londres y Bruselas pactan las condiciones del divorcio del Brexit Juncker y May cierran un primer acuerdo que abre la puerta a la segunda fase de las negociaciones para la salida del Reino Unido de la UE

Bruselas

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, y la primera ministra británica, Theresa May, han logrado a primera hora de la mañana un acuerdo para cerrar las bases del divorcio del brexit, lo que permitirá a Londres y Bruselas iniciar las conversaciones sobre las relaciones futuras si así lo aceptan los líderes de la UE el próximo viernes.

«La comisión está satisfecha de que se hayan logrado avances suficientes en cada una de las tres áreas prioritarias -derechos de los ciudadanos, diálogo sobre Irlanda y la factura financiera-», ha anunciado el ejecutivo comunitario en un comunicado tras un desayuno en Bruselas entre May y Juncker, según informa Europa Press.

La Comisión Europea recomendará ahora a los jefes de estado y de gobierno de la UE a 27 «concluir que haya avances suficientes en la primera fase» y decidir «si permiten que las negociaciones vayan a la segunda fase».

La primera ministra británica, por su parte, ha pedido a la UE trabajar en un «periodo de transición» para la salida del país que dé «certidumbre», informa Efe. «Soy optimista sobre las negociaciones que quedan por delante», dijo May en la rueda de prensa.

El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, pedirá a los líderes europeos que se inicien «inmediatamente» las negociaciones para acordar el período de transición que se establecerá una vez que tenga lugar el Brexit en marzo de 2019, al tiempo que ha advertido de que «romper es duro», pero «romper y construir una nueva relación» lo es «mucho más».

El político polaco ha celebrado el acuerdo sobre las bases del divorcio alcanzado previamente y ha resumido las directrices que ya ha enviado a los jefes de Estado y de Gobierno para abordar la segunda etapa de las negociaciones, sobre el periodo de transición y la futura relación entre ambas partes.

«En primer lugar, debemos empezar a negociar el periodo de transición, de forma que la gente y las empresas tengan claridad sobre su situación», ha señalado, antes de recordar que Londres ha solicitado una transición de dos años después del brexit en la que seguiría formando parte del mercado único. «Estamos dispuestos a debatir esto, pero naturalmente tenemos nuestras condiciones», ha advertido Tusk.

Londres ha solicitado una transición de dos años después del brexit

En concreto, ha apuntado que durante el período de transición, Londres tendrá que respetar toda la legislación comunitaria, incluyendo nuevas normativas, así como compromisos presupuestarios, supervisión judicial y todas las obligaciones relacionadas. Asimismo, el presidente del Consejo europeo ha subrayado que durante este periodo la toma de decisiones corresponderá únicamente a los Veintisiete.

«Todo lo que he dicho parece ser la única solución posible y va en el interés de todos nuestros ciudadanos que sea acordado lo antes posible. Por eso pediré a los líderes que encarguen a nuestro negociador empezar estas conversaciones inmediatamente», ha señalado en una rueda de prensa tras conocerse el acuerdo entre Bruselas y Londres sobre las bases del divorcio.

En segundo lugar, el presidente del Consejo europeo ha explicado que propondrá a los líderes comenzar «conversaciones exploratorias» sobre la futura relación entre la UE y Reino Unido. «Hasta ahora hemos escuchado una serie de ideas. Necesitamos más claridad sobre cómo Reino Unido ve nuestra relación después de que haya abandonado el mercado único», ha indicado. «Estamos preparados para empezara a preparar una cercana asociación entre la UE y Reino Unido en comercio, pero también en lucha contra el terrorismo y crimen internacional, así como en seguridad, defensa y política exterior», ha asegurado, para después añadir que los líderes europeos tendrán que adoptar «directrices adicionales» sobre esta cuestión.

Tusk ha dicho estar «satisfecho» con el acuerdo alcanzado sobre las prioridades del divorcio, pero ha recordado que «el reto más difícil está todavía por delante». En este sentido, ha advertido de que se ha dedicado «demasiado tiempo a la parte más fácil» y que hay «menos de un año» para discutir el acuerdo de transición y el marco de la relación futura. «Todos sabemos que romper es duro, pero romper y construir una nueva relación es mucho más duro», ha advertido, para finalizar su comparecencia, en la que no ha aceptado preguntas.

Reacciones

Irlanda, satisfeecha

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, ha asegurado que el acuerdo cumple con «todas» las demandas planteadas por su Gobierno, entre la que destaca el mantenimiento de una frontera invisible con la provincia británica de Irlanda del Norte. El texto acordado hoy entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) propone que las dos jurisdicciones de la isla no tendrán divergencias reguladoras y protege el acuerdo de paz del Viernes Santo (1998), destacó Varadkar. De esta manera, dijo, se evitará el restablecimiento de una frontera estricta en la isla y los ciudadanos norirlandeses seguirán teniendo derecho a la nacionalidad irlandesa y comunitaria, como establece el acuerdo de paz. 

Parlamento Europeo

Antonio Tajani ha celebrado en su Twitter el acuerdo, que ha tildado de «buena noticia para los ciudadanos». Tajani, que ha dicho haber hablado ya con May, ha apostado por «seguir avanzando en un espíritu constructivo, trabajando por nuestro futuro común».

En este sentido, ha adelantado que el Parlamento Europeo presentará su opinión en una resolución el próximo miércoles antes de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno en Bruselas.

 Ministros británicos pro-brexit

Los principales ministros defensores del brexit dentro del Gobierno de Theresa May han felicitado a la primera ministra. «Este es un logro político personal significativo para la primera ministra», ha resaltado el ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, en declaraciones a BBC Radio. «A principios de esta semana, había todo tipo de agoreros que decían que no había perspectiva de acuerdo y han demostrado que se equivocaban», ha subrayado.

Asimismo, ha resaltado que el acuerdo «garantiza los derechos de los ciudadanos británicos en el extranjero así como los 3 millones de ciudadanos de la UE» que actualmente viven en Reino Unido y ha puntualizado que la factura que Londres pagará por su salida será inferior a las cifras que han circulado en los últimos días.

El ministro para el Brexit, David Davis, también ha subrayado que hoy se ha dado «un gran paso» para alcanzar el Brexit y se ha mostrado contento de que Bruselas haya recomendado pasar a la siguiente fase de negociación tras «mucho trabajo». Davis ha resaltado en particular que «los ciudadanos pueden tener confianza ahora en los derechos de los que gozan» y ha sostenido que se debería pasar a «discutir nuestra futura relación con la UE sobre cuestiones como comecio y seguridad».

Por su parte, el ministro de Finanzas, Philip Hammond, se ha mostrado «encantado» del acuerdo en Bruelas que «allana el camino para un mayor progreso en las conversaciones sobre la futura relación entre la UE y Reino Unido». «Un paso positivo. Felicidades Theresa May», ha escrito en su Twitter. Hammond ha considerado que «el anuncio de hoy en Bruselas es un impulso para la economía británica» y a instado a «concluir un acuerdo comercial que apoye el empleo, los negocios y la prosperidad de Reino Unido».

Seis «cambios sustanciales» en el texto

La líder del Partido Democrático Unionista (DUP), Arlene Foster, ha destacado que Reino Unido ha realizado «seis cambios sustanciales» en el texto del acuerdo del brexit sobre la gestión de la frontera entre Reino Unido e Irlanda, informa Europa Press.

«Nos agrada ver esos cambios porque significa que no existe una línea en el mar de Irlanda e implica que todo Reino Unido va a abandonar la Unión Europea y el mercado común europeo», ha aseverado Foster, según ha recogido la cadena de televisión Sky News. «Aún hay cuestiones que nos preocupan y que esperamos que sean esclarecidas. Nos estamos quedando sin tiempo y creemos que debemos volver a hablar de algunos asuntos, pero la primera ministra ha decidido ir a Bruselas en relación con este texto», ha señalado.

Asimismo, la líder del DUP ha asegurado que su formación ha estado trabajando codo con codo con Downing Street «hasta las últimas horas» y que ha «negociado directamente» con Theresa May que.

No obstante, Foster ha manifestado que a pesar de estar personalmente satisfecha con la idea de que la «integridad de Reino Unido permanezca constitucional, política y económicamente intacta», el DUP no ha logrado todo lo que quería en el marco del acuerdo.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Londres y Bruselas alcanzan un «pacto de divorcio» con las medidas del brexit