Joyas, tabaco y ron: los regalos a Obama que no va a recibir Trump

Los obsequios institucionales que se intercambian tradicionalmente dirigentes homólogos suelen ser una clara declaración de intenciones. Estos son los que ha recibido el expresidente estadounidense


redacción / la voz

Donald Trump recibió unos incómodos regalos cuando visitó al papa Francisco en el Vaticano: dos textos escritos por el propio pontífice en los que trataba temas como la paz y el cambio climático, terrenos que no suelen estar entre las prioridades del magnate. El intercambio de obsequios institucionales es una tradición más que asentada cuando un dirigente se reúne con un homólogo en casa o en campo contrario. Pero estos regalos, como quedó claro en Roma, suelen ser una declaración de intenciones. Se volvió a constatar esta semana, con la publicación de las dádivas que en el 2016 había recibido Barack Obama, a quien todos querían camelarse. Unos, eso sí, con más atino que otros.

Mohamed VI fue el más espléndido. Con un reloj de oro con diamantes y esmeraldas incrustadas para el expresidente y joyas para Michelle y las hijas del matrimonio, el rey de Marruecos dejó claro que no hay límites a la hora de congratular a un país amigo. El que era Estados Unidos hasta que, entre otras cosas, Trump plantó en Florida al monarca y reconoció Jerusalén como capital de Israel. Más de 100.000 euros se gastó Mohamed VI para que esas alhajas acabaran brillando en la Administración Nacional de Archivos y Registros, donde habitan los regalos recibidos en contexto diplomático. Allí duermen también la bicicleta eléctrica de origen tucumano con la que el presidente argentino, Mauricio Macri, obsequió al de Hawái. Pero también el tabaco, el ron, y los vestidos de lino para su mujer e hijas que recibió de manos de Raúl Castro en pleno deshielo de las relaciones de EE.UU. con Cuba.

Rajoy, un jamón

En este marco, quien casi crea una crisis diplomática fue Mariano Rajoy con el obsequio que le ofreció a Obama al finalizar un escueto encuentro de 45 minutos. Nada más típico español que un buen jamón -acompañado de su correspondiente cuchillo jamonero-, debió pensar el presidente español. El problema es que, como informa la embajada estadounidense, ese producto no puede entrar en el país norteamericano. Quizás no le dieron demasiadas vueltas en La Moncloa al regalo, ya que dos años antes Rajoy había recibido de manos de Obama una caja de chocolatinas M&M’s como ofrenda en un encuentro formal.

Entre los 78 regalos que recibió Obama en el 2016, cada uno de los cuales aceptó porque lo contrario sería una situación «embarazosa para el donante y para el Gobierno de Estados Unidos», se encuentra uno del rey Felipe VI. Detallista, le entregó al expresidente una versión inglesa de Don Quijote de la Mancha con una encuadernación artesanal en piel realizada expresamente para esta entrega.

Ni era la primera vez que Obama recibía un libro de manos de uno de sus entonces homólogos, ni todos le habían dejado el mismo sabor de boca. En una cumbre latinoamericana celebrada en Puerto Rico en el 2009, Hugo Chávez, ex presidente de Venezuela, esperó a que el hawaiano se acercara a saludarle para entregarle un ejemplar de Las venas abiertas de América Latina, del escritor uruguayo Eduardo Galeano, en el que se denuncian los abusos imperialistas en el subcontinente.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Joyas, tabaco y ron: los regalos a Obama que no va a recibir Trump