Trump hablará de las tensiones con Corea del Norte en su primer discurso sobre el estado de la nación

El 2017 estuvo marcado por el tono beligerante del presidente de Estados Unidos y las continuas pruebas armamentísticas del régimen de Kim Jong-un

.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mencionará a Corea del Norte en su primer discurso sobre el estado de la Unión ante el Congreso.

La Casa Blanca hizo públicos este sábado algunos detalles del discurso que dará Trump el martes ante el Congreso y cuyo lema será: «construyendo un Estados Unidos seguro, fuerte y orgulloso».

Según un alto funcionario de la Casa Blanca que pidió el anonimato, Trump repasará los logros de su primer año en el poder y, de cara al futuro, se centrará en cinco áreas: economía, infraestructuras, inmigración, comercio y seguridad nacional.

Según esta fuente, en el área de seguridad nacional, Trump hablará sobre Corea del Norte y las tensiones con el régimen de Kim Jong-un, que el año pasado aseguró haber desarrollado un misil capaz de portar una cabeza atómica y alcanzar cualquier punto de EE.UU., incluida la costa este, donde se hallan Washington y Nueva York.

«El presidente hablará sobre seguridad nacional, hablará sobre temas muy importantes y podemos esperar que mencione a Corea del Norte», explicó el funcionario de la Casa Blanca.

Trump ha empleado en numerosas ocasiones un tono beligerante contra Corea del Norte, llegando a amenazar al país con «un fuego y una furia que el mundo jamás ha visto».

Según la Casa Blanca, el martes Trump rebajará un poco la retórica, pero seguirá empleando un tono duro similar al que usó en noviembre para dirigirse a la Asamblea Nacional (Parlamento) de Corea del Sur, donde instó a Pyongyang a no subestimar a EE.UU. y abogó por buscar «la paz a través de la fuerza».

En su primer año en el poder, Trump ha incrementado la presión sobre China, tradicional aliado de Corea del Norte, y ha impuesto numerosas sanciones a empresas norcoreanas y chinas en un intento por aislar económicamente al régimen de Kim Jong-un para que ponga fin a su escalada nuclear.

Esta misma semana, el Gobierno estadounidense anunció nuevas sanciones contra nueve entidades, entre ellas dos chinas, y 16 individuos, varios de ellos radicados en Rusia y China.

Además 2017 estuvo marcado por el tono beligerante de Trump y las continuas pruebas armamentísticas del régimen de Kim Jong-un, que solo el pasado año efectuó el lanzamiento de una veintena de misiles, incluidos tres intercontinentales, y realizó su sexta y más potente prueba nuclear hasta la fecha.

Ahora, no obstante, las dos Coreas están viviendo un momento de acercamiento en el marco de los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebran a partir del 9 de febrero en el condado surcoreano de PyeongChang.

Los dos países, que técnicamente se mantienen en guerra desde los años 50, han acordado que el Norte participará en estos JJ.OO. y que los equipos de ambas naciones desfilarán juntos en la ceremonia inaugural bajo la llamada bandera «unificada», que las dos Coreas usan cuando participan juntas en eventos deportivos. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Trump hablará de las tensiones con Corea del Norte en su primer discurso sobre el estado de la nación