Joe Kennedy, el congresista que replicó a Trump, una figura en alza del partido demócrata

«Los matones pueden dar un puñetazo. Pueden dejar marca. Pero nunca, ni una sola vez en la historia de nuestro Estados Unidos, han conseguido igualar la fuerza y el espíritu de un pueblo unido en defensa de su futuro», proclamó el sobrino nieto del histórico presidente asesinado

.Joe Kennedy
Joe Kennedy

Washington

La réplica demócrata al primer discurso sobre el estado de la Unión de Donald Trump llegó de la boca de un joven miembro de la histórica saga política de los Kennedy y de una inmigrante peruana que en las elecciones de 2016 fue elegida para la Asamblea del estado de Virginia.

Joe Kennedy, de 37 años y con cinco a sus espaldas como congresista en el Capitolio, habló en inglés. Elisabeth Guzmán, de 44 y trabajadora social además de política, lo hizo en español.

«Los matones pueden dar un puñetazo. Pueden dejar marca. Pero nunca, ni una sola vez en la historia de nuestro Estados Unidos, han conseguido igualar la fuerza y el espíritu de un pueblo unido en defensa de su futuro», proclamó Kennedy refiriéndose a Trump.

La tradicional réplica al presidente de Estados Unidos tras su discurso sobre el estado de la Unión no se hace en la gran sala del Capitolio en la que habla el mandatario en una sesión conjunta de las dos cámaras del Congreso, sino después desde otro lugar.

Y es que no se trata de un debate parlamentario, como es el caso en otros países en los discursos anuales sobre el estado de la nación.

Joe Kennedy, sobrino nieto del presidente John Fitzgerald Kennedy, dio su respuesta desde una escuela de Fall River, una ciudad del sur de Massachusetts situada a unos 100 kilómetros de Boston, con menos de 100.000 habitantes y deprimida económicamente.

Desde allí defendió la equidad económica, en un país en el que una referencia a la justicia social puede ser interpretada rápidamente como una mención al comunismo. A los inmigrantes indocumentados hispanos les lanzó una frase en español: «Ustedes son partes de nuestra historia. Vamos a luchar por ustedes y no nos vamos a alejar».

Joe Kennedy es una figura en alza en el Partido Demócrata pese al bajo perfil público que ha mantenido la mayor parte del tiempo que ha pasado en el Congreso. Ha sido con la llegada de Trump a la Casa Blanca cuando se ha empezado a hacer notar. El congresista por Massachusetts apuesta por políticas sociales progresistas y hay quien apunta a él como una voz para la clase trabajadora. Con su elección para dar la réplica a Trump, el Partido Demócrata apostó por una cara nueva y joven.

La réplica hispana

«Durante su primer año, el presidente Trump y el Congreso republicano han maltratado al pueblo estadounidense», manifestó por su parte Elisabeth Guzmán. «El presidente ha atacado a las personas más vulnerables, terminando con las protecciones para las familias que huyen de la persecución, de las guerras y de los desastres naturales», dijo la política hispana refiriéndose a las protecciones migratorias que ha cancelado.

Guzmán, que nació en una familia políticamente activa de la localidad peruana de Callao, emigró a Estados Unidos en 1998 como madre soltera de una niña de seis años. En sus inicios trabajó en una hamburguesería durante el día y en una tienda por la noche y los fines de semana hacía de cajera. Más adelante pudo estudiar.

Y tras obtener la nacionalidad estadounidense y ver a Barack Obama en el 2008, se registró como demócrata. Entró en política años después, en 2015, cuando siendo trabajadora social conoció las ideas de Bernie Sanders, el senador que se enfrentó a Hillary Clinton en las primarias demócratas. Guzmán fue la primera mujer hispana elegida para la Asamblea estatal de Virginia.

En su réplica al discurso de Trump, grabada con antelación, contó a los latinos su propia historia como inmigrante, habló de lo que Trump ha hecho en inmigración durante su primer año en la Casa Blanca y llamó a los hispanos a unirse al Partido Demócrata.

Trump apela a un «nuevo momento» en EE.UU. para endurecer las leyes migratorias e impulsar la economía

Efe
.Trump se aplaude a si mismo tras finalizar su discurso sobre el estadio de la Unión
Trump se aplaude a si mismo tras finalizar su discurso sobre el estadio de la Unión

El presidente estadounidense centra su primer discurso sobre el Estado de la Unión en la idea del «sueño americano». Advierte que no será «complaciente» ante las amenazas de Corea del Norte y anuncia que mantendrá abierta la cárcel de Guantánamo

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha apelado a la idea de un «nuevo momento americano» para pedir al Congreso que endurezca las leyes migratorias, apruebe su ambicioso plan de infraestructuras y dé prioridad a los intereses de Estados Unidos en seguridad y comercio.

Trump centró su primer discurso sobre el Estado de la Unión, de más de 80 minutos, en la idea del «sueño americano». Y cuando hablaba de inmigración, llegó a decir que los estadounidenses «también son soñadores» en referencia al nombre de «soñadores» con el que se conoce a los millones de jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos de niños. «Este es nuestro momento americano. Nunca ha habido un mejor momento para comenzar a vivir el sueño americano», dijo Trump.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Joe Kennedy, el congresista que replicó a Trump, una figura en alza del partido demócrata