Dimite el número dos de Unicef, acusado de conducta inapropiada

Justin Forsyth se convirtió en director ejecutivo adjunto de la ONG en el 2016 después de dejar Save the Children, donde fue señalado por tres trabajadoras

.

El hasta ahora subdirector del Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef), Justin Forsyth, presentó este jueves su renuncia tras haber sido acusado de conducta inapropiada por trabajadoras de la ONG  Save The Children, donde anteriormente fue consejero delegado. «Le agradecemos al Sr. Forsyth su trabajo en los dos últimos años por defender a los niños más vulnerables y ayudar a que Unicef avanzara en su misión para salvar las vidas de los niños», señaló tras hacer pública su decisión la directora ejecutiva de la organización, Henrietta Fore.

Forsyth se convirtió en director ejecutivo adjunto de Unicef en el 2016 después de dejar su puesto en Save the Children. Este mismo miércoles, la organización británica pidió disculpas por el comportamiento «inadecuado» de Forsyth con tres de sus trabajadoras, al tiempo que anunció la puesta en marcha de una revisión de sus procedimientos para examinar las medidas de protección de todo su personal ante este tipo de situaciones.

«Quiero dejar claro que no dimito de Unicef por los errores que cometí en Save the Children», subrayó Forsyth, quien explicó que estos ya fueron atendidos con el «proceso adecuado hace muchos años». Según dijo, entonces pidió disculpas «sin reservas y cara a cara». «Dimito por el peligro de perjudicar tanto a Unicef como a Save the Children, y a nuestra causa más amplia», esgrimió, asegurando que no puede permitirse que esto ocurra a dos organizaciones a las que quiere, ya que está convencido de que la cobertura en torno a este asunto «también intentará hacer daño a nuestra causa y la de la ayuda». «He dedicado 30 años de mi vida a luchar contra la injusticia y la pobreza y por los niños», sostuvo Forsyth. «Les deseo a mis amigos y colegas de Unicef y a la ONU lo mejor», añadió.

Según indicó Save the Children, entre el 2011 y el 2015, hubo «preocupación» por declaraciones y comportamientos «inadecuados» de su entonces director. Tras la investigación pertinente, Forsyth manifestó sus «disculpas incondicionales» a las mujeres que se quejaron, dándose por cerrado el tema. Posteriormente, según la ONG británica, se llegó a la conclusión de que «hacía falta una nueva revisión». Esa revisión determinó que no se habían seguido «en todos los aspectos» los protocolos de Recursos Humanos, indicó la ONG.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Dimite el número dos de Unicef, acusado de conducta inapropiada