Cancelan un vuelo entre Stuttgart y Lisboa por embriaguez del copiloto

Los pasajeros de la aerolínea lusa TAP Air Portugal tuvieron que pasar la noche en un hotel próximo al aeropuerto


Un avión de la aerolínea portuguesa TAP Air Portugal, que debía salir el viernes de la ciudad alemana de Stuttgart rumbo a Lisboa, fue cancelado en el último momento al detectarse que el copiloto estaba ebrio, dejando a 106 pasajeros en tierra, informaron hoy la Policía y la Fiscalía alemana.

El portugués de 40 años había comenzado ya con los preparativos para el despegue del avión TP523 hacia Lisboa el viernes por la noche, indicaron las autoridades. Sin embargo, un trabajador del aeropuerto detectó el paso inseguro y el olor alcohol del copiloto e informó de ello al control de aviación y a la Policía.

Los funcionarios comprobaron que el hombre estaba notablemente alcoholizado. El vuelo se canceló y se detuvo al copiloto. Después de depositar una fianza de 10.000 euros fue puesto de nuevo en libertad. Además, le confiscaron su licencia de vuelo, según informó la Policía. Se ha abierto una investigación contra él por sospecha de amenaza al tráfico aéreo.

Como no había personal para sustituirlo, los pasajeros tuvieron que pasar la noche del viernes al sábado en un hotel cercano. De acuerdo con una portavoz del aeropuerto, algunos de ellos volaron hoy por la mañana con otras compañías a Portugal, mientras otros viajaron en trenes hasta los aeropuertos de Fráncfort y Múnich.

TAP Air Portugal se ha disculpado ante los pasajeros «por las molestias ocasionadas». El vuelo Stuttgart-Lisboa se ha cancelado «debido a la incapacidad para volar del copiloto», indicaron. Se ha abierto un proceso de investigación interno contra el hombre, agregaron.

La compañía ha informado, además, a través de la red social Twitter de que como pronto el lunes habría plazas disponibles para esa ruta, en respuesta a un comentario de un pasajero que solicitaba un vuelo alternativo.

Poco antes del incidente en Suttgart, un pasajero borracho provocó un escándalo en otro aeropuerto alemán. Además, a primeros de marzo un jubilado del estado federado germano de Baden-Württemberg no pudo subir a su vuelo a Tailandia después de beberse dos botellas de vino en el aeropuerto de Fráncfort. El hombre quería llevar las botellas como regalo, pero al no poder pasarlas por los controles de seguridad decidió bebérselas, lo que provocó que la compañía aérea decidiera dejarlo en tierra.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Cancelan un vuelo entre Stuttgart y Lisboa por embriaguez del copiloto