«Está claro que Facebook no hizo lo suficiente», admite Zuckerberg

El millonario estudia cómo restringir la publicidad política

.

redaccón / la voz

Con traje azul marino y corbata azul. Con gesto tembloroso e intentando esbozar una sonrisa. Rodeado de un séquito de colaboradores que intentaban protegerlo de los flashes. Así entró Mark Zuckerberg, el millonario fundador y principal accionista de Facebook en Capitol Hill. Ante los senadores de EE.UU., el plutócrata cumplió con lo avanzado el día antes y asumió en primera persona la culpabilidad por la fuga de datos de al menos 87 millones de usuarios merced a las prácticas ilegítimas de la empresa Cambridge Analytica, vinculada al millonario Robert Mercer, uno de los grandes donantes republicanos, y a Steve Bannon, el ultra que fue asesor principal de Donald Trump hasta que el ego de ambos colisionó en las entrañas de la Casa Blanca.

«Fue mi error. Está claro. Lo siento», dijo apenas tomar la palabra Zuckerberg. El senador Chuck Grassley apuntó que este escándalo mostró que los usuarios «no han entendido por completo la cantidad de sus datos que son recolectados, protegidos, transferidos, usados y abusados».

En su declaración de apertura, Zuckerberg dijo que «está claro ahora» que la empresa no hizo «lo suficiente» para prevenir que las herramientas ligadas a Facebook sean utilizadas para objetivos dañinos. «Eso se aplica para la divulgación de noticias falsas, interferencia extranjera en elecciones, y uso de discurso de odio», señaló. El magnate también avanzó que entre las medidas correctoras, «para proteger nuestras democracias», Facebook estudia fórmulas para restringir la publicidad de carácter político, aunque no avanzó ni cómo ni a partir de cuándo.

Sin embargo, los legisladores buscan saber por qué Facebook ha tardado tanto en adoptar medidas para controlar el uso indebido de datos de sus usuarios, dado que las primeras denuncias sobre estos problemas se conocieron hace ya años.

Zuckerberg dijo que Facebook desarrolló herramientas basadas en inteligencia artificial para interceptar expresiones de odio o apoyo al terrorismo y que, además, la empresa tiene casi 20.000 personas que trabajan exclusivamente en ello y se investigan miles de perfiles interconectados.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

«Está claro que Facebook no hizo lo suficiente», admite Zuckerberg