Trump y Kim Jong Un buscan ciudad para verse: «Tenemos muy buenas relaciones»

Varias capitales europeas se incluyen en la agenda de posibilidades para el encuentro entre ambos mandatarios


La relación entre Estados Unidos y Corea del Norte ha tomado un giro inesperado en los últimos meses. De rozar el conflicto bélico a que Donald Trump diga de su homólogo norcoreano que es «muy honorable». La intervención militar parecía próxima ante las amenazas de «fuego y furia» al régimen de Kim Jong Un, pero todo cambió el mes pasado, cuando el líder asiático invitó al estadounidense a las negociaciones sobre el programa nuclear de su país.

La Casa Blanca aceptó la proposición. «Ha mostrado gran interés en ver al presidente Donald Trump lo antes posible», señalaba el intermediario surcoreano Chung Eui-yong. 

Trump saludó este martes la apertura de Kim Jong Un al diálogo, y elogió su comportamiento como «muy honorable». «Tenemos muy buenas conversaciones», continuó Trump, mostrando su optimismo sobre la histórica cumbre que celebrará con quien antes criticó con vehemencia. «Ha sido realmente muy abierto y tuvo, pienso, una actitud muy honorable de acuerdo a lo que vemos», dijo.

Soldados norcoreanos en Pyongyang
Soldados norcoreanos en Pyongyang

Washington baraja entre cinco y nueve posibles localizaciones para el encuentro, que tendrá lugar «a principios de junio o incluso antes». La zona desmilitarizada entre ambas coreas, por ejemplo, sirvió como punto de encuentro para los líderes de Corea del Sur y Corea del Norte de cara a los Juegos Olímpicos de Invierno.

Las otras dos opciones más lógicas serían Pyongyang y Washington. A la capital norcoreana habían viajado, tiempo después de sus mandatos, los expresidentes Jimmy Carter y Bill Clinton. El New York Times sugiere que Kimg Jong podría sorprender con un desfile militar a Trump.

Panorámica de Ulan Bator
Panorámica de Ulan Bator

Tampoco parecería probable que Kim hiciese su primer viaje oficial al extranjero con destino a Washington. La última visita de un miembro del régimen norcoreano a Estados Unidos fue la del mariscal Jo Myong-rok, que visitó a Bill Clinton en la Casa Blanca en el año 2000.

La alternativa que recogen más medios estadounidenses es la capital de Mongolia, Ulán Bator. El país se encuentra entre las fronteras de Rusia y China y mantiene buenas relaciones diplomáticas con Washington y Pyongyang. El expresidente mongol, Tsakhiagiin Elbegdorj, propuso a Mongolia como el «territorio neutral más adecuado» para esta cumbre.

La agencia Reuters señala a Pekín como opción predilecta por Corea del Norte, que cuenta en China con su mayor y, prácticamente, único valedor fuera de sus fronteras pese al enfriamiento de las relaciones en los últimos tiempos. También Singapur y Hanoi se incluyen en la terna asiática.

Europa también podría recibir a los mandatarios. Las candidatas que suenan con más fuerza son Estocolmo y Ginebra. Tanto Suecia como Suiza han sido mediadoras en conflictos internacionales. El país alpino tiene además un componente personal para Kim, que asistió allí a una escuela privada junto a sus hermanos en los años noventa. Bloomberg incluye también a Praga, Varsovia y Helsinki.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Trump y Kim Jong Un buscan ciudad para verse: «Tenemos muy buenas relaciones»