¿Qué son los Incel y por qué odian y matan a las mujeres?

El joven que el pasado abril mató a más de diez personas en una céntrica calle de Toronto tras atropellarlas con una furgoneta, pertenecía a este peligroso grupo que ha hecho del odio a las mujeres su particular bandera


Alek Minassian se subía a una furgoneta el pasado 24 de abril para sembrar el horror en una de las calles más transitadas de Toronto. El vehículo segaba la vida de diez personas y dejaba tras de sí un reguero de sangre con más de 15 heridos. Detrás de este siniestro deliberado se escondía algo más que una organización terrorista. «La Rebelión Incel ya ha comenzado!», escribía el joven de 25 años Alek Minassian en su cuenta de Facebook tan solo unos minutos antes de arrollar con la furgoneta a decenas de peatones. Los Incels son, básicamente, una peligrosa subcultura basada únicamente en un odio irrefrenable hacia las mujeres. Su nombre deriva del acrónimo de «involuntary celibacy», o «célibes involuntarios» y aseguran que tienen como objetivo «apoyar a los que tienen dificultades con las citas». Pero en el fondo lo que hay es mucho peor. Porque los Incels culpan a las mujeres de no querer mantener relaciones con ellos.

Los Incel no son algo nuevo, pero sí que han corrompido mucho su filosofía en estos últimos años. El término surgía en el año 1993 de mano de una mujer queer (una teoría que sostiene que los géneros, las identidades sexuales y las orientaciones, no están esencialmente inscritos en la naturaleza humana, sino que, son el resultado de una construcción social) que intentaba crear una comunidad de apoyo entre personas que sintieran que su celibato era una consecuencia directa de su físico. Pero sus intenciones se le fueron de las manos. La frustración de muchos de los usuarios acabó creando un odio que crecía como una bola descontrolada que alcanzó un punto preocupante en el 2014. Ese año, Elliot Rodger destapaba lo que se estaba cociendo en Internet después de matar a seis personas en el campus universitario de Isla Vista (California) para suicidarse minutos después. Rodger, de tan solo 22 años, se autodenominada incel y justificaba su matanza por el rechazo que había sufrido por parte del colectivo femenino durante sus años universitarios. «Me he visto obligado a soportar una existencia de soledad, rechazo y deseos insatisfechos, y todo porque las chicas nunca se han sentido atraídas hacia mí. Ellas dieron su cariño, sexo y amor a otros hombres, nunca a mí. Todavía soy virgen, ni siquiera he besado nunca a una chica. No sé por qué no os atraigo a vosotras, chicas, pero os voy a castigar por ello... Finalmente veréis quién soy de verdad, el ser superior, el auténtico macho alfa», decía en un vídeo grabado minutos antes de apuñalar y tirotear a varios de sus compañeros.

El de Rodger no es un caso aislado. En las redes se multiplican las comunidades y los grupos que comulgan con estas peligrosas teorías. Se alojan en lugares como Incels.me o Reddit, que, a pesar de que ya ha prohibido y eliminado alguno de los grupos, acoge a más de 40.000 usuarios que se sienten cercanos a este tipo de creencias. En hilos de discusión como «Todas las mujeres son unas zorras» o «Razones por las que las mujeres son la encarnación del mal», se pueden leer comentarios tan despectivos como «'No llevo maquillaje por los hombres, lo llevo por mí'. Traducción 'Llevo maquillaje para incrementar mi valor sexual de mercado y conseguir la atención de los hombres, pero no quiero admitir que soy superficial'»; o «'No eres feo, alguna chica tendrá la suerte de encontrarte'. Traducción: 'Ni pienses en salir conmigo o mis amigas, feo infrahumano, apártate de mi vista'»; o «'Me gustan los hombres con pasión y que tengan sus objetivos claros' Traducción: 'Me gustan los hombres con mucho dinero y que me resuelvan la vida'».

En sus redes tienen además cuentan con su propia jerga, un diccionario lleno de desprecios e insultos hacia la gente que les rodea. De esta forma, a los hombres y mujeres atractivos que sí tienen relaciones los denominan «Chads» y «Stacys», y a estas últimas las describen como mujeres con «cuerpos curvilíneos, tetas grandes y culos prominentes que provocan en los hombres erecciones instantáneas». Al «resto de mujeres», a las que denominan como «Beckys», las califican como aquellas «que usan ropa holgada para ocultar tetas pequeñas o culo plano y que tienen la necesidad de llevar pantalones de yoga súper ajustados para obtener algunas miradas». 

Detrás de los Incels no se encuentra ninguna creencia religiosa o política. Únicamente hay odio. Culpan a las mujeres y sobre todo al feminismo de sus fracasos amorosos. «Los Incels tienen mucha rabia contenida hacia las mujeres, sienten que ellas, en general, les han perjudicado en su vida», aseguraba uno de los antiguos integrantes. Las palabras que los Incels, desde el anonimato que les ofrecen sus ordenadores y móviles, vuelcan en estos foros de debate hablan por sí solos: «¿Qué haría si todo fuese legal durante un día? Pues violaría a todas las mujeres a las que pudiese, conseguiría todo lo que me han negado durante toda la vida». 

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

¿Qué son los Incel y por qué odian y matan a las mujeres?