Alemania encarcela a la abuela nazi

Ursula Haverbeck, de 89 años, ha sido condenada por ocho delitos de incitación al odio

.

berlín / corresponsal

En medio de un repunte de las agresiones antisemitas en Alemania, la mayor parte perpetradas por ultraderechistas, la Justicia de la primera potencia europea ha decidido encarcelar a la bautizada por los medios como la abuela nazi. Tal como informaron ayer la policía y la Fiscalía, Ursula Haverbeck fue detenida en su domicilio de la localidad de Vlotho, situada en el noroeste de Alemania, y obligada a ingresar en prisión. La mujer, de 89 años, no se presentó el pasado viernes en la institución penitenciaria en la que debía cumplir la sentencia que dictó en agosto del 2017 un tribunal regional que la condenaba a dos años de cárcel por ocho delitos de incitación al odio.

Haverbeck fue presidenta de un centro para extremistas de derechas que fue clausurado en el 2008 por difusión de propaganda nazi. Los mismos extremistas que acostumbran a acudir a cada uno de sus juicios para demostrarle su apoyo. Y es que la octogenaria lleva años en el punto de mira de las autoridades por negar una y otra vez el Holocausto cometido por el Tercer Reich de Adolf Hitler, que acabó con la vida de al menos seis millones de judíos. En 2015 afirmó que «no está históricamente demostrado» que Auschwitz-Birkenau, donde perecieron cerca de 1,1 millones de personas entre 1940 y 1945, la mayoría en la cámara de gas, fuera un campo de concentración y exterminio.

«Se trata solo de un mito», añadió Haverbeck, que fue condenada a diez meses de prisión tras asegurar en una entrevista en la televisión pública que el Holocausto es la «mayor mentira y la más duradera de la historia». Un año después, la abuela defendió tanto en la carta que envió a un alcalde como en un artículo de prensa que en Auschwitz no se cometió ningún genocidio, lo que le valió otra sentencia a ocho meses recluida. La octogenaria, que ha sido sancionada con multas económicas en otras dos ocasiones, «nunca había sido arrestada antes», explicaron las autoridades. Alemania castiga la apología del nazismo con penas que pueden llegar a los cinco años de cárcel.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Alemania encarcela a la abuela nazi