Los tres americanos liberados por Corea del Norte aterrizan en Estados Unidos

El presidente Donald Trump se fotografía junto a los presos a su llegada a la base aérea y asegura que «todo el mundo cree» que se merece el Nobel de la Paz

.
Agencias

Donald Trump logró en la madrugada de este jueves una foto histórica. El presidente de Estados Unidos posó frente a la puerta del avión juno a los tres estadounidenses liberados por Corea del Norte. También estaban, más apartados del foco, su esposa Melania Trump y el vicepresidente, Mike Pence.

Los liberados aterrizaron en la base aérea de Andrews, a las afueras de Washington, donde los esperaba Trump. Los tres estadounidenses salieron este miércoles de Pyongyang a bordo del avión del secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo. En una escala en Japón, los liberados fueron trasladados a un avión militar medicalizado, en el que volaron hasta Washington.

Está previsto que los tres estadounidenses sean trasladados de inmediato al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, también cerca de Washington, aunque Pompeo afirmó que «parecen en buen estado de salud». El secretario de Estado se encontraba en Pyongyang para preparar el histórico encuentro entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un, previsto para los próximos días, cuando fueron liberados.

En un comunicado desde el avión, los estadounidenses dieron las gracias a Trump y Pompeo por «traernos a casa».

Los liberados son Kim Dong-chul (64 años), Kim Sang-duk (58) y Kim Hak-song (ronda los 60), todos de origen surcoreano y nacionalizados posteriormente estadounidenses.

Kim Dong-chul, detenido en 2015, estaba condenado a diez años de cárcel por espionaje, mientras que los otros dos fueron arrestados hace un año y estaban acusados de «actos hostiles» contra el régimen norcoreano.

Su liberación se interpreta como un gesto de buena voluntad de Pyongyang ante la inminente reunión con Trump.

El Nobel de Trump

La diplomacia de Donald Trump con Corea del Norte ha alimentado la candidatura del presidente al Nobel de la Paz. Las votaciones en la Academia Sueca para otorgar el galardón, sin embargo, se cerraron en enero, antes de anunciarse la histórica cumbre con Kim Jong-un

Preguntado este miércoles por si se cree merecedor del premio, Trump reaccionó sonriente: «Todo el mundo cree que me lo merezco, pero yo nunca lo diría». El líder estadounidense no es el único que se ve con posibilidades de lograrlo. También el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el secretario de Asuntos Exteriores británico, Boris Johnson, han manifestado públicamente que podría merecerlo.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los tres americanos liberados por Corea del Norte aterrizan en Estados Unidos