Italia se acerca a otras elecciones tras el fracaso de Conte al formar Gobierno

El veto del presidente de la República al nombramiento como ministro de Economía del eurófobo Savona dinamita el pacto entre ultraderechistas y populistas


Roma / Corresponsal

Italia seguirá sin Gobierno tras la renuncia de Giuseppe Conte cuatro días después de ser elegido para encabezar el Gabinete. Conte oficializó su renuncia ante la imposibilidad de formar un Ejecutivo que pusiera de acuerdo a sus garantes, Matteo Salvini, de la ultraderechista Liga Norte, y Luigi Di Maio, del populista Movimiento 5 Estrellas, con el presidente de la República, Sergio Mattarella sobre el nombre del ministro de Economía.

El elegido era el eurófobo Paolo Savona, que no superó las exigencias presidenciales a pesar de que publicó horas antes un artículo matizando sus críticas a la UE y al sistema financiero comunitario que no fue suficiente para revertir la falta de confianza. Se abre así una crisis institucional entre el Quirinal y los dos partidos de la mayoría, Movimiento 5 Estrellas y la Liga, que se muestran enfadados y muy críticos con la decisión del presidente.

El escenario político queda abierto a la decisión que tome en las próximas horas el presidente Mattarella que puede ser la de convocar nuevas elecciones o formar un Gobierno técnico. Para una última tentativa en este sentido, se reunirá hoy con el excomisario europeo Carlo Cottarelli, de 64 años, su último cartucho para evitar unas nuevas elecciones.

Mattarella se reúne hoy con un excomisario europeo para forzar un Gobierno técnico En su dura intervención al país reconoció que no había aceptado el nombre propuesto para el ministerio de Economía porque «no garantizaba la presencia de Italia en el área del euro» y eso enviaba un mensaje peligroso al mundo financiero que «ha puesto en peligro los ahorros de los italianos». Mattarella insistió en que no ha querido nunca obstaculizar el «Gobierno del cambio, sino al contrario, incluso aceptando un presidente no elegido», pero que ejercitaba su derecho a no firmar porque la adhesión al euro «es fundamental para las perspectivas del país y de los jóvenes».

 La reacción de Salvini y Di Maio ha sido de enfado. El líder del Movimiento 5 Estrellas denunció que «no nos han dejado gobernar», mientras calificaba la decisión de Mattarella de incomprensible y definía como «inútil ir a votar si el Gobierno lo deciden las agencias de rating». La situación de Di Maio ahora se complica, ya que una posible vuelta a las urnas podría provocar también un cambio en el liderazgo de 5 Estrellas, ocasión que no le escapa a su mayor rival, Alessandro Di Batistta, que ya el sábado se ofreció como candidato de futuro.

La Liga Norte insiste en volver a las urnas: «No nos han dejado gobernar» Poco antes de que Conte comunicase su renuncia, la intervención de Matteo Salvini en un mitin en Terni ya dejó entrever que la formación de Gobierno había fracasado. «En estas horas me he convencido de que no somos un país libre, que la soberanía es limitada porque no se puede poner un ministro que no es simpático a Berlín. Si fastidiamos a ciertos poderes que nos han masacrado, quiere decir que ese era el ministro justo», dijo. Salvini sale reforzado de este duelo con el Quirinal porque ha sabido explotar la situación utilizando tonos populistas y victimistas frente a Europa, «que nos roba». Con un Silvio Berlusconi rehabilitado, la coalición de centroderecha se prepara para una dura campaña electoral de la que esperan salir victoriosos, lo que ha hecho pensar a muchos que la ruptura del acuerdo de gobierno en el fondo ha sido buscada por el propio líder de la Liga, siempre deseoso de volver a las urnas.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Italia se acerca a otras elecciones tras el fracaso de Conte al formar Gobierno