Conte logra al segundo intento liderar el primer Gobierno populista de Italia

El eurófobo Savona, vetado como ministro de Economía, pasa a Asuntos Europeos

El jurista Giuseppe Conte a su llegada este jueves al Congreso de los Diputados en Roma
El jurista Giuseppe Conte a su llegada este jueves al Congreso de los Diputados en Roma

Roma / corresponsal

Tras una difícil semana en la que la crisis política, institucional y financiera llegó a la crispación, Italia tendrá el primer Gobierno populista de su historia que será presidido por el profesor y jurista Giuseppe Conte tras el acuerdo entre los antisistema del Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la xenófoba Liga, que deja fuera de la cartera de Economía al eurófobo Paolo Savona. «Se han reunido todas las condiciones para formar un Gobierno», anunciaron los líderes de esas formaciones, Luigi Di Maio y Matteo Salvini, en un comunicado conjunto. Poco después, Carlo Cottarelli, que había recibido el encargo de formar Gobierno, acudió al palacio del Quirinal para comunicar su renuncia al presidente Sergio Mattarella, mientras Conte era convocado para darle el encargo.

Durante la larga jornada de este jueves, los líderes de los dos partidos cerraron la lista de ministros definitiva tras haber encontrado una solución para el Ministerio de Economía, del que ahora se encargará el profesor GiovanniTria, rector de la facultad de Economía de Tor Vergata (Roma). En el Gobierno estará presente, tal como quería Salvini, el economista euroescéptico Paolo Savona, al que Mattarella había vetado, y que al final ocupará la cartera de Asuntos Europeos.

La salomónica solución fue tomada tras una larguísima reunión convocada a propuesta de Di Maio y en la que participaron Salvini y Conte. El objetivo era frenar la formación del Gobierno técnico encargado a Carlo Cottarelli por parte del presidente Mattarella tras el callejón sin salida al que se llegó el domingo cuando rechazó la lista de ministros presentada por M5E y Liga a causa de la presencia de Savona como ministro de Economía. Di Maio sugirió mantener al polémico economista, pero en otro cargo, y promocionar en su lugar a otra personalidad «de su nivel» al frente del ministerio. Y así ha ocurrido.

Otro ministerio estratégico, el de Exteriores, será para el jurista y exministro Enzo Moavero Milanesi. Los líderes de la coalición gobernante serán vicepresidentes y dos carteras en el nuevo Gobierno: Salvini, el ariete contra la inmigración, será ministro de Interior; y Di Maio, de Trabajo.  

Otros aliados

En la reunión también se trató sobre la participación del ultraderechista Hermanos de Italia (FdI) en el Gabinete, posibilidad rechazada por el M5E, que ya en su día se opuso a un Ejecutivo con una Giorgia Meloni que ahora se ha conformado con ofrecer un apoyo externo al nuevo Gobierno.

Convencer a Matteo Salvini de la necesidad de cambiar al titular de Economía no ha sido fácil. El ultraderechista, viendo los últimos sondeos de opinión, era partidario de la convocación de nuevas elecciones en los próximos meses ya que la coalición de centro derecha en la que la Liga participa junto a Forza Italia, de Silvio Berlusconi, y Hermanos de Italia, de Giorgia Meloni, tendría todas las de ganar.

GIOVANNI TRIA, CANDIDATO A MINISTRO DE ECONOMÍA

Un euroescéptico pragmático y próximo a Berlusconi

La figura de Giovanni Tria es más tranquilizadora para Europa que la de Paolo Savona, cuya eurofobia dinamitó el anterior intento de formar Gobierno, aunque ambos comparten muchas ideas. Una de ellas es el papel de Alemania y de Italia en Europa. En un artículo publicado a finales del 2016, el profesor y futuro ministro de Economía mostraba su acuerdo con Savona y con Giorgio La Malfa que habían afirmado que es Alemania el país que tendría que abandonar el euro porque su superávit en la balanza comercial no es compatible con el régimen de cambios fijos. «Es un análisis económico serio, no una frase se políticos antieuro, sino de dos eminentes economistas con los que concuerdo plenamente», escribía Tria.  

Menos antieuro que Savona, ya que Tria no renuncia a la moneda única, pero siempre crítico con la política económica de Bruselas, sobre todo por el predominio de Alemania, seguramente llevará a las reuniones de la Unión Europea el siempre polémico enfrentamiento entre «las cigarras del sur» y las «hormigas del norte». «Sin una política que ayude a la convergencia económica entre los países no se hace más que alimentar el desequilibrio que nos pone en conflicto con el resto del mundo», escribía en uno de sus artículos de análisis económico.

Mientras Savona teorizaba con la salida del euro y de la UE preparado un programa para que Italia abandonase la moneda única, la idea de Tria es cambiar Europa pero desde dentro: «No hay razón para la salida del euro pero tampoco tiene razón Mario Draghi cuando dice que el euro es irreversible, si no se aclaran cuáles son las condiciones y los tiempos para su necesaria reforma para su supervivencia», añadiendo. Opinaba que el mayor peligro para la moneda única «es la implosión, no el exit» mientras propone buscar «soluciones compartidas por todos los países miembros de la UE para recorrerlas juntos, mejor que usar la lógica brexit». Para Tria la salida de Italia de Europa no sería rentable porque «salir solos significa pagar costes sin ningún beneficio» pero podría ser el principio de una alianza de las «cigarras del sur» contra la política económica impuesta hasta ahora por Angela Merkel.  

El nuevo ministro, romano y de 69 años, es profesor de Economía Política en la Universidad Tor Vergata en la capital italiana. Se le considera un hombre cercano a Silvio Berlusconi que en su día le eligió para presidir la Escuela Nacional de la Administración Pública.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Conte logra al segundo intento liderar el primer Gobierno populista de Italia