Cuatro muertos, uno de ellos menor, en las protestas en Gaza

De los 618 heridos, cinco se encuentran en estado crítico

.

REdacción / la Voz

Con el recuerdo de Razan Najar, la paramédica muerta por un disparo israelí en la espalda hace una semana, sus compañeros voluntarios en Gaza volvieron ayer a las protestas en la frontera con Israel con el único fin, aseguran, de atender a los heridos «como un deber nacional». No les faltó el trabajo. Cuatro palestinos, uno de ellos de tan solo 15 años, murieron por fuego israelí, en la multitudinaria concentración registrada ayer -10.000 personas- en el último viernes del Ramadán.

De los 618 lesionados, cinco se encuentran en estado crítico, 117 fueron heridos de bala, 21 por metralla, además de 56 golpeados por el impacto de latas de gas lacrimógeno y 60 que fueron atendidos por inhalación de gases. Dos reporteros resultaron heridos: una fotógrafo de la agencia AFP, que recibió un tiro en un pie, y un cámara de la televisión Al Aqsa (afín al grupo islamista Hamás).

La madre de Razan también estuvo. En la protesta en Jan Yunis, Sabrén Razan se puso el chaleco de su hija, que le identificaba como personal sanitario, con el agujero de bala para recordar y denunciar su muerte. Los responsables de Sanidad en Gaza denunciaron en un comunicado que los soldados dispararon «bombas de gas» contra las ambulancias que tratan de asistir a los heridos en el este de Jan Yunis.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Cuatro muertos, uno de ellos menor, en las protestas en Gaza