Todos contra Trump en México

Ni un solo candidato a las presidenciales ahorra críticas al estadounidense, lo contrario sería un suicidio político

.

México D.C. / E. La voz

«México no hace nada por nosotros. Solo toman nuestro dinero y nos venden drogas». Esa lapidaria frase es del mismísimo presidente de Estados Unidos, agitando las ya revueltas aguas entre los dos países vecinos. «Francamente, alientan a la gente a que vaya de México hacia Estados Unidos, porque son narcotraficantes, traficantes de personas, coyotes... nos están llegando verdaderas joyas», aseguró el jueves ante su gabinete en medio de la crisis migratoria.

Donald Trump es una figura central en la campaña de las elecciones mexicanas del 1 de julio. Su propuesta de construir un muro fronterizo es denostado por la gran mayoría de los ciudadanos del país latino. Los mexicanos ven cada uno de sus señalamientos como un ataque a la dignidad nacional. Sus continuos ataques a México podrían acabar influyendo en el resultado de las urnas.

El discurso del estadounidense beneficia principalmente a Andrés Manuel López Obrador, principal favorito para hacerse con el sillón presidencial. El ex jefe de Gobierno de Ciudad de México (2000-2005) se ha presentado tres veces como candidato a liderar el país agitando las banderas antiimperialistas.

Una de sus propuestas es que los 50 consulados que México tiene en EE. UU. se conviertan en «procuradurías» que defiendan los derechos humanos de los entre 11,5 y 12 millones de mexicanos que viven en el vecino del norte. «Ni México ni su pueblo serán la piñata de ningún Gobierno extranjero», dijo López Obrador en la fronteriza Ciudad Juárez, el lugar simbólico elegido para iniciar su campaña, después de que Trump decidiera desplegar la Guardia Nacional a lo largo de la línea fronteriza.

Los ataques del magnate benefician sobre todo a López Obrador, el aspirante favorito El discurso cala entre un electorado muy sensible a las palabras del presidente estadounidense. El 84 % de los mexicanos ve el liderazgo de Trump como negativo, según una encuesta de la firma Win Gallup International. Solo el 5 % cree que hará lo correcto en asuntos internacionales, según otro sondeo del Pew Research Center.

No solo la política migratoria solivianta a los mexicanos. También la cuestión financiera. México, Canadá y EE. UU. comenzaron a renegociar su tratado de libre comercio, el TLCAN, en agosto del 2017, a petición de Washington. Hasta ahora no se han dado avances significativos. Todo lo contrario. La tensión ha aumentado después de que Trump impusiese aranceles al acero y al aluminio de sus dos aliados. «Estoy siendo muy duro con el TLCAN porque es un acuerdo terrible para EE. UU. México está ganando 100.000 millones de dólares al año. Y una de las razones por las que estoy siendo duro es porque no hacen nada por nosotros en la frontera», dijo Trump.

Todos los candidatos a la presidencia de México han criticado duramente a Trump. Lo contrario sería un suicidio político. Pero los expertos creen que algunos aspirantes son identificados como más afines a Washington, y la beligerancia de Trump podría jugar en su contra. «Esto que está haciendo Donald Trump, de separar a los niños de sus papás, no tiene precedente. Es un asunto verdaderamente brutal, que nos recuerda a lo que hacían los nazis en plena Segunda Guerra Mundial. Esto es absolutamente inaceptable», dijo esta semana el candidato del PAN y el PRD, Ricardo Anaya, segundo en las encuestas, a más de 20 puntos de López Obrador, y, cuya familia vive en Estados Unidos.

Los electores están midiendo a los aspirantes por la firmeza de sus respuestas a Washington. El magnate ya dijo que había algunos candidatos mexicanos que son buenos y otros que «quizá, no son tan buenos».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Todos contra Trump en México