La Comandante Dos arremete contra Ortega y augura su fin

Las protestas en Nicaragua suman ya 100 días y 448 muertos


redacción / la voz

Daniel Ortega gobernó de 1979 a 1990 y volvió al poder en el 2007, y desde entonces ha sido reelegido dos veces. El mandatario ha descartado anticipar su salida del Gobierno, como lo propone la Iglesia católica, que media entre el Gobierno y la oposición después de cien días de protestas callejeras. En las últimas semanas, se han multiplicado las deserciones entre sus afines y las críticas de la comunidad internacional. Especialmente sonada ha sido la de la excomandante guerrillera Dora María Téllez, que se sumó a las deserciones de históricos del sandinismo y acusó a Ortega de querer «matar el diálogo» desautorizando a la opositora Alianza Cívica y a los obispos católicos mediadores, para buscar «un pacto» con sus aliados del Partido Liberal Constitucionalista que lo ayude a sostenerse en el poder. «Daniel Ortega ha sido peor que el más letal de los terremotos que han arrasado Nicaragua», dijo la legendaria Comandante Dos, que en 1978 asaltó junto al exguerrillero Edén Pastora la sede del Congreso controlado por el dictador Anastasio Somoza y que augura que su antiguo camarada no conseguirá llegar al 2021 como presidente, tal y como pretende.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, aseguró ayer que su homólogo nicaragüense, Daniel Ortega, «se volvió loco» por el poder y lo comparó con Gollum, el hobbit malvado de El señor de los anillos. «Se volvió siniestro», dijo. El exministro francés de Cultura, Jack Lang, una de las figuras históricas de la izquierda de su país, se sumó a la ola de críticas y aseguró sentirse decepcionado por Ortega y su Gobierno.

Siguen las movilizaciones

Mientras, en las calles siguen las movilizaciones. Con los rostros cubiertos con pañuelos, camisas o máscaras de tela, cientos de estudiantes conmemoraron la pasada madrugada los 100 días de protestas y resistencia frente al Gobierno de Daniel Ortega, en medio de una fuerte represión en Nicaragua que deja más de 448 muertos, cientos de detenidos y numerosas quejas sobre la brutalidad de la represión.

«Son cien días en los que hemos librado luchas y devuelto la esperanza de este país para ser libres», dijo a AFP el líder estudiantil Lester Alemán, apenas reconocible con una máscara. Alemán, miembro de la opositora Alianza Cívica, que participa en un diálogo con el Gobierno, condenó la «cacería de brujas» que han desatado la policía y grupos paramilitares contra los participantes de las protestas, lo que obliga a la gente a taparse el rostro por temor a ser identificados. Cerca de 600 personas han desaparecido tras ser secuestradas por paramilitares, según denunció la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos.

«Los estudiantes hoy nos tenemos que tapar el rostro porque es un delito protestar, pero seguiremos manifestándonos aunque sea en el anonimato», aseguro Lester Alemán. Esta semana entró en vigor una ley contra el terrorismo que sanciona hasta con 20 años de prisión a quienes apoyan protestas contra el Gobierno o participan en ellas.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La Comandante Dos arremete contra Ortega y augura su fin