Macron mide sus apoyos en las dos mociones de censura por el caso Benalla

El presidente superará el trámite por la aritmética parlamentaria, pero su popularidad cae bajo mínimos

.

REDACCIÓN / LA VOZ

El Gobierno de Emmanuel Macron afronta hoy sendas mociones de censura presentadas por el centroderecha y la izquierda en la Asamblea Nacional como consecuencia de su gestión del caso Benalla, que ha provocado la mayor crisis política del quinquenio y ha hundido la popularidad del presidente en mínimos históricos. Las mociones tienen remotas posibilidades de prosperar porque necesitan la aprobación de 289 de los 577 diputados y el partido de Macron, La República en Marcha, dispone de una amplia mayoría en la Cámara Baja.

Su debate y votación, no obstante, obligará al Ejecutivo a dar nuevas explicaciones sobre un escándalo desatado después de que se desvelara hace dos semanas que un exjefe de seguridad de Macron, Alexandre Benalla, golpeó a manifestantes haciéndose pasar por policía durante las protestas del Primero de Mayo.

El caso provocó el lanzamiento de una investigación judicial, otra administrativa en el seno de la policía y otra parlamentaria.

Para Macron y su entorno, los desmanes de su antiguo hombre de confianza fueron un «hecho individual» que debe tratarse como tal, mientras que la oposición insiste en considerarlo un «asunto de Estado» ante los supuestos esfuerzos del Palacio del Elíseo por ocultarlo.

El partido conservador Los Republicanos, que con 103 diputados lidera la oposición, justifica su moción de censura con que el Ejecutivo «ha fracasado» en la gestión de la crisis. En la misma línea, con escasas posibilidades de salir adelante, dados sus 63 escaños, fue lanzada la de los tres grupos parlamentarios de la izquierda: los socialistas, la izquierda alternativa y los comunistas.

El primer secretario de los socialistas, Olivier Faure, destacó que su partido no apoyará la moción de los conservadores para no dar la sensación de que intentan reemplazar al Ejecutivo con una mayoría alternativa conjunta.

«Habrá una moción de izquierdas y una de derechas. Me felicito de que sepamos hacer frente común cuando lo esencial está en juego, pero esto no debe interpretarse como una voluntad de gobernar juntos», recalcó.

En la historia de la V República, instaurada en 1958, solo ha sido aprobada una moción, la promovida por los socialistas, el Movimiento Republicano Popular (MRP) y los independientes el 5 de octubre de 1962. En aquel entonces se protestó por la decisión del general Charles de Gaulle de revisar la Constitución para instaurar la elección del presidente de la República por sufragio universal directo. 280 de los 480 diputados la adoptaron y el primer ministro, Georges Pompidou, presentó la dimisión de su Ejecutivo.

El Gobierno reorganiza su política de prisiones tras la huida de dos hermanos

Casi al mismo tiempo que la responsable de prisiones del Gobierno intentaba explicar los pormenores de la fuga del preso más buscado de Francia, Redoine Faid, en un helicóptero, Nicole Belloubet, la ministra de Justicia, recibía una notificación que tumbaba su discurso sobre la eficacia de su gestión. Dos hombres que cumplían condenas de más de cinco años por robo conseguían escapar, a pie, a través del tejado, de un centro penitenciario en Colmar, situado en pleno centro de la ciudad. La ministra avanzó que una quincena de agentes se ocuparán a partir de ahora de vigilar a los prisioneros que representan mayor riesgo de fuga y se efectuará una reorganización de los centros para que los detenidos con mayor riesgo de fuga permanezcan en las prisiones más seguras.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Macron mide sus apoyos en las dos mociones de censura por el caso Benalla