Tsipras acude, una semana después, a la zona cero de los incendios que costaron la vida a 91 personas

El primer ministro griego visitó las dos localidades más afectadas por los fuegos, Mati y Rafina


REDACCIÓN / LA VOZ

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, se mostró consternado después de visitar ayer la zona devastada por los incendios hace una semana en el este de Atenas para agradecer la labor de los equipos de rescate. «Gracias», les dijo a los cooperantes voluntarios, bomberos, policías y soldados que durante días trabajaron sin pausa en la extinción de los fuegos y la búsqueda de víctimas en las viviendas calcinadas.

Tsipras visitó las dos localidades más afectadas por los fuegos, Mati y Rafina, de forma sorpresiva y sin prevenir a los medios para evitar manifestaciones de ira de los habitantes, cada vez más descontentos con la falta de atención y la pésima gestión del suceso por parte del Gobierno heleno.

El balance de muertos de los incendios aumenta cada día ya que 25 personas siguen desaparecidas. Los bomberos no descartan que algunos de los desaparecidos figuren entre los cuerpo carbonizados que aún no han sido identificados. Según una cifra provisional de víctimas ofrecida por los bomberos, 91 personas murieron por el fuego. Sin embargo, esta tarde la guardia costera encontró otro cadáver en el mar . Numerosas personas intentaron ponerse a salvo de las llamas en el mar. Aún quedan muchos muertos que no han podido ser identificados y numerosos desaparecidos.

El portavoz del Gobierno griego, Dimitris Tzanakopoulos, actualizó también la cifra de viviendas destruidas o gravemente dañadas en los alrededores de Atenas, que cifró en 1.873.

Los incendios comenzaron el pasado lunes en los alrededores de la ciudad portuaria de Rafina, al este de Atenas. La Justicia abrió una investigación para establecer las causas, entre informaciones que apuntan a indicios de posibles actos provocados.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Tsipras acude, una semana después, a la zona cero de los incendios que costaron la vida a 91 personas